FIN DE SEMANA DE LOS PROGRAMADORES

La violencia machista impacta en Temporada Alta

El público queda impresionado ante montajes como 'Rebota, rebota y en tu cara explota' y 'Macho-man'

La visión de una de las obras ha llevado a una espectadora a decidirse a denunciar a su padre

Un momento de la instalación teatral de Àlex Rigola, ’Macho man’.

Un momento de la instalación teatral de Àlex Rigola, ’Macho man’. / Marti Artalejo

4
Se lee en minutos
Marta Cervera
Marta Cervera

Periodista

ver +

La creación contemporánea en el festival Temporada Alta aborda, coincidiendo con la avalancha de programadores este fin de semana, creaciones que tocan temas de gran actualidad como la inteligencia artificial con ‘Uncanny Valley’, protagonizado por un inquietante robot que provoca la risas y de paso la reflexión sobre nuestra relación con la inteligencia artificial. Otro tema que preocupa es el de los feminicidios y la violencia machista. Esta problemática ha estado presente este fin de semana en los últimos pases de ‘Macho-man’ y la presentación del potente espectáculo ‘Rebota, rebota y en tu cara explota’.

‘Macho-man’, la instalación de teatro documento montada por Àlex Rigola se ha revelado como uno de los fenómenos del festival. Más allá del impacto que haya podido causar en el público la inmersión en el horror de la violencia machista, lo que está claro es la utilidad que ha tenido para los 700 alumnos de bachillerato de Girona y Salt que lo han visitado. “Hubo que reforzar el equipo de psicólogos que les atendía”, ha explicado este sábado Rigola,  a la vez satisfecho por el resultado de su proyecto como preocupado por un problema que expone con tanta claridad y contundencia en su instalación. La producción ha sido útil no solo para concienciar a la gente sino que ha provocado denuncias. “Algunos han visto que la violencia que consideraban normal en su casa no lo era. Sé del caso de una chica que a raíz de ver el espectáculo ha denunciado a su padre por violación”. El refuerzo del equipo de psicólogos que atendía a quienes entraban en shock al recorrer la instalación ha contribuido a convertir este proyecto teatral en una iniciativa útil a la sociedad. De cada grupo de 50 personas que ha visitado ‘Macho-man’, en tres de ellas se han necesitado asistencia psicológica.  Tal y como predijo Alba Alfageme –su conocimiento del problema ha sido imprescindible para esta creación- ‘Macho-man’ ha despertado recuerdos poco agradables en algunos espectadores y ha obligado a la mayoría a redefinir experiencias y conceptos entorno al machismo.

Día contra la violencia de género 

Este fin de semana quienes acuden al Temporada Alta están más concienciados que nunca respecto a la conmemoración este domingo del Día internacional de la eliminación de la violencia de género, sobre todo después de ver el potente montaje protagonizado por Agnès Mateus ‘Rebota, rebota y en tu cara explota’, muy aplaudido el viernes. Defendido por la actriz, esta espectáculo, con video, cuchillos voladores, humor y rabia, denuncia una triste realidad: la imparable lista de mujeres asesinadas por hombres. La intérprete se ganó al público que acudió al Centre Cultural La Mercè, entre el que había representantes del Festival de Aviñón, entre otros, con una contundente denuncia que sigue sorprendiendo al público dos años después de su estreno en el festival Terrassa Noves Tendències (TNT). Mateus no deja títere con cabeza y arremete contra el machismo de los cuentos de princesas y contra las princesas actuales, como la que ha llegado al trono de España y su rey, a quien también criticó sin mover apenas los labios, todo un ejercicio de ventriloquia. La artista también hizo sonadas alusiones a Jan Fabre, aclamado y polifacético director teatral belga que el pasado octubre fue denunciado por acoso y humillaciones por parte de una veintena de miembros de su compañía. El caso está siendo investigado y podría afectar el futuro de la famosa Troubleyn ‘troupe’.

Noticias relacionadas

De Fabre se presenta este domingo en el festival el solo ‘The generosity of Dorcas’, interpretado por Matteo Sedda, intérprete de su compañía que este verano está programada en el Lliure con ‘Mount Olympus’, impresionante montaje de 24 horas.  Por cierto, Mateus asistirá a la manifestación organizada este domingo frente al Teatre de Salt donde se representa la pieza de Fabre. De momento una treintena de personas que habían comprado la entrada las han devuelto –el festival ofreció su reembolso- tras la denuncia a Fabre.  Salvador Sunyer, director del festival, considera importante escuchar todas las opiniones. La suya es la siguiente: “Debemos separar la creación del creador”. Y es que este debate da para mucho como también ocurre con el dilema entre hombre y máquina. ¿Puede un robot sustituir a un actor? A tenor del interés despertado por ‘Uncanny Valley’ y su inquietante protagonista, un robot que adopta la fisonomía del autor alemán Thomas Melle, uno diría que sí. La cantidad de espectadores haciendo fotos con el móvil a la marioneta de talla humana movida electrónicamente dejó patente el increíble trabajo de caracterización del muñeco. Son muchas las preguntas que plantea esta pieza. Al fin y al cabo, ¿somos más o menos libres que una máquina? ¿No estamos en cierto modo programados? Y, si no, por qué aplaudimos al final del montaje a una máquina que nada puede escuchar.   

Rara poesía 

Frente a la potencia de la instalación de Rigola y de la performance de Mateus, ‘Here’, la nueva propuesta de la espléndida bailarina y coreógrafa Lali Ayguadé fue un bálsamo. Elaborada mano a mano con su colega francés Guilhem Chatir y la soprano belga Astrid Stockman, el espectáculo transportó al público a un mundo poético y extraño. La cantante marca las reglas a seguir a unos seres desorientados que van descubriendo el mundo. El montaje con fantástico principio y buenas ideas seguro que dará más de sí a medida que vaya rodando.