Ir a contenido

EL TRÁNSITO DEL REPORTAJE AL MEDIO ARTÍSTICO

El poder, analizado por Adam Curtis en el CCCB

El Centre de Cultura Contemporània de Barcelona inicia este jueves un ciclo de proyecciones, debates y conferencias dedicado al cineasta y periodista británico

Quim Casas

El cineasta y periodista Adam Curtis.

El cineasta y periodista Adam Curtis. / EL PERIÓDICO

El Centre de Cultura Contemporània de Barcelona (CCCB) programa desde este jueves 22 de noviembre hasta el 14 de diciembre una retrospectiva dedicada al historiador, cineasta y periodista británico Adam Curtis. La muestra incluye la mayor parte de sus trabajos y una serie de presentaciones y debates a partir de los temas tratados en sus películas. El más importante, el que vertebra todo su discurso, es el del poder (político, geográfico, mediático, post-político). La retrospectiva tiene precisamente el título de 'Adam Curtis. Una historia natural del poder'.

El ciclo está producido por el Ministerio de Cultura y el Museo Nacional Centro de Arte Reina SofíaChema González, responsable de las actividades culturales del museo, ha comisariado la muestra. Para él, “Curtis es alguien que intenta definir algo tan opaco y tentacular como es el poder a partir de auténticas narraciones de cómo ese poder se articula”. Y lo hace desde una perspectiva y una metodología muy particular que conecta con la obra de cineastas como Peter Watkins y Chris Marker: “Curtis rechaza ser considerado un artista. Es una verdad que él construye para no entrar en el sistema y escapar a las lógicas del arte o del cine”.

En la obra de Curtis (nacido en 1955), que en los tiempos de internet, la nube y la post-verdad habla de cómo funciona lo real y de qué manera devoramos las imágenes, destacan especialmente 'All watcher over by machines of loving grace' (2011), en la que traza una línea ideológica desde la escritora individualista Ayn Rand hasta los dominios de Silicon Valley para explicar la lógica de las políticas neocon; la reflexión sobre el conflicto entre Occidente y el islamismo radical titulada 'Bitter lake' (2015), y la serie en torno a los extremismos geopolíticos 'The power of nightmares' (2004), prohibida en Estados Unidos.

En el Primavera Sound

Curtis ha hecho una especie de transición del reportaje informativo al medio artístico. Sus documentales y series son producciones de la BBC, cadena de la que usa sus archivos fuera de la lógica periodística tradicional. “Las políticas del miedo tras el 11-S son mostradas por Curtis con imágenes que no se corresponden con eso”, nos comenta Chema González. Lo mismo ha hecho con la música. El cineasta y periodista protagonizó un encuentro en el último festival Primavera Sound de Barcelona con el músico Josh Tilliman (Father John Misty) titulado El saqueo pop como herramienta política, en el que explicó de qué manera utilizó la canción de Leonard Cohen 'Suzanne' en un divertido montaje sobre el asunto Lewinsky-Clinton. “La música”, razona González, “produce algo que le interesa mucho, un cierto estado hipnótico”.

Con la BBC existe un pacto mutuo de no agresión. “Curtis tiene plena autonomía allí y la BBC puede permitírselo porque no es una mera cadena más. Él desafía con sus montajes la lógica de los derechos de autor o la propiedad intelectual. A veces narra sobre temas de los que no existen imágenes”, explica el comisario del ciclo.

Casi todas las películas y series de Curtis están disponibles en internet, ya que hace años que produce directamente sus obras para iPlayer, la plataforma de la BBC. Pero uno de los atractivos del ciclo es que se proyectarán copias sacadas directamente del propio archivo del autor, algunas con montajes distintos, ya que Curtis esta en permanente redescubrimiento de sí mismo.

Temas: CCCB Cine