Ir a contenido

CLÁSICO DEL SIGLO XX

Patricia Racette protagoniza 'Katia Kabanova' en el Liceu

La magnífica soprano regresa al coliseo con una conocida producción minimalista de la obra de Janacek firmada por David Alden

Marta Cervera

La soprano Patricia Racette, protagonista de Katia Kabanova y Francisco Vas, su esposo en la ópera, durante un ensayo en el Liceu. 

La soprano Patricia Racette, protagonista de Katia Kabanova y Francisco Vas, su esposo en la ópera, durante un ensayo en el Liceu.  / A BOFILL

La soprano norteamericana Patricia Racette regresa a Barcelona como protagonista de una de las óperas que han marcado su carrera: 'Katia Kabanova', del compositor checo Leos Janacek (1854-1928). La cantante, una de las voces más reclamadas en grandes teatros de ópera del mundo entero, estrena en Barcelona esta veterana producción de la English National Opera con puesta en escena del premiado director neoyorquino David Alden. En el foso estará Josep Pons, titular de la Orquesta Simfónica del Liceu. Esta versión situa en drama en la época de su estreno, los años 20 del siglo pasado, en un montaje con una escenografía abstracta y minimalista, muy potente visualmente. En el Liceu se verá a partir de este jueves con un sólido reparto donde destacan, entre otros, los tenores Nikolai Schukoff (Boris, el amante de Katia) y Francisco Vas (Tikhon, el marido) y la mezzo Rosie Aldrige (Marfa, la dominadora suegra de Katia). 

La propuesta de Alden, gran conocedor de 'Katia Kabanova', una obra de encendido lirismo e iquietante tensión dramática, profundiza en el análisis psicológico de los personajes. El director ha eliminado todo lo innecesario para resaltar toda la fuerza de la música y el texto. “Es una obra que se centra en el movimiento, en la luz, el color y transmite una sensación como de sueño", cuenta Alden, que debutó en el Liceu hace diez años con una aplaudida versión de ‘L’incoronazione di Poppea’. Racette destaca la calidad de todo el equipo, alabando de forma especial a Nikolai, “mi guapísimo amante en ese montaje” y el trabajo del maestro Pons, “capaz de transportarnos musicalmente y de extraer intrincados y fantásticos colores a la orquesta.”

"Aún queda mucho por hacer en el terreno de la liberación femenina"

Patricia Racette

Soprano

El libreto inspirado en la obra ‘La tempestad’ del dramaturgo ruso Aleksandr Ostrovski (1823-1886) refleja como tantas obras del XIX la doble vara de medir de la sociedad y la incapacidad de las mujeres para vivir acorde a sus sueños en una sociedad patriarcal. Katia se halla atrapada entre su verdadero amor por Boris y sus obligaciones como esposa de Tikhon. Incapaz de cambiar el opresor mundo que la rodea y agobiada por el sentimiento de culpa, acaba tomando una drástica decisión.

Aunque las cosas han cambiado, Racette considera que “aún queda mucho por hacer en el terreno de la liberación femenina. Mientras la gente no sea juzgada como ser humano en lugar de por su género los conflictos van a ir en aumento en nuestra cultura”, afirma la soprano. Cuando ella era pequeña recuerda haberse preguntado a menudo acerca de la autoridad masculina. “¿Porqué ellos tienen la última palabra? En mi casa mis padres compartían responsabilidades, no desempeñaban roles específicos. Nadie me enseñó que por ser mujer quizá sería minusvalorada que es parte del conflicto de Katia", explica. 

La impotencia de las mujeres en un mundo dominado por los hombres es un tema recurrente en el XIX. “¿Cuánto tiempo más vamos a seguir explicando estas historias de mujeres solo vistas desde el punto de visto masculino? A veces me cansa tener que asumir roles poco complejos, aunque este personaje no es el caso”, comenta Racette.

Pero tanto ella como el director saben que es imposible rechazar títulos cuya música impresionante música ha hecho historia. “El impacto de esta obra es tan poderoso que uno no puede ver y sentir 'Katia Kabanova' sin meterse en la experiencia completa que proporciona Janacek. Esta música es absolutamente única, con una teatralidad espectacular que conecta con la pulsión emocional de la obra. Su orquestación es conmovedora. Es realmente diferente a todo lo que había hecho antes”, asegura la cantante. “No tiene nada que ver con Puccini. Esta música es más compleja y ambigua. El público acaba entrando en esta historia porque, aunque quizá no le represente, cada uno halla en ella un significado. Provoca una gran catarsis colectiva y cantarla en una producción como ésta, que ralla la perfección, es como tocar el cielo”.

A diferencia de otras óperas 'Katia Kabanova' fue un éxito desde su estreno en el Teatro Nacional de Brno en 1921. La música de Janacek tiene un ritmo cinematográfico. Es tan trepidante como concisa: dura menos de dos horas. 

Para Josep Pons asume su primera ópera del compositor checo, de quien ya ha dirigido obras como la 'Misa glagolítica' (1927) y la 'Sinfonietta'. 'Katia Kabanova' supone un interesante reto: "Su partitura es muy avanzada pero Janacek piensa en clave de teatro siempre, con una música rapsódica, con unas voces que están como conversando, lo que lleva a la impresión de que van por su lado y que la música rellena los vacíos que dejan estas voces". No es nada fácil pero está encantando de reencontrase con un compositor al que admira, gran creador de atmósferas como ya demostró en otros títulos operísticos como ‘El caso Makropoulos’ y ‘Jenufa’. 

Temas: Josep Pons Liceu