Ir a contenido

EN ESPACIOS SINGULARES DEL TEATRO

Pons impulsa un ciclo de música de cámara

Un cuarteto de cuerda abre el 23 de noviembre el primer concierto en petit comité con músicos la orquesta del Liceu

Marta Cervera

Josep Pons, director musical del Liceu. 

Josep Pons, director musical del Liceu.  / RICART CUGAT

La Orquestra Simfònica del Gran Teatre del Liceu descubre por primera vez su lado camerístico a través de cuatro conciertos de cámara que se re realizarán en espacios del Liceu nunca antes habilitados para actuaciones de cara al público. El nombre del ciclo ‘Les cambres del Liceu’ juega con esta idea de descubrir otros espacios.

El primero, el 23 de noviembre, se desarrollará en la sala donde ensaya el coro, situada en el tercer piso del teatro, e irá a cargo de un cuarteto de cuerda formado por profesores de la orquesta. Oksana Solovieva (violín), Charles Courant (violín), Fulgencio Sandoval (viola) y Guillaume Terrail (violonchelo) ofrecerán el ‘Cuarteto núm 3’ en Re mayor y de Beethoven y el ‘Cuarteto núm 3 en Fa mayor’ de Shostakóvich.

El segundo concierto, el 18 de enero en el Foyer del Liceu -un espacio ya conocido donde se hacen ciclos de música actual- tendrá como protagonista al coro femenino del Liceu. ‘Les veus blanques i els camins cap a Wagner’ permitirá a los compositores que marcaron la trayectoria de Richard Wagner.

El 22 de febrero, en la Sala Mestres Cabanes, situada en el último piso, donde se ensaya la parte escénica de las óperas, el conjunto de metales Liceu Brass Ensemble se dará a conocer con con obras como 'Servern Suite', del año 1930, una de las últimas piezas de Elgar y 'Fanfarre for a festival', de Malcom Arnold, estrenada en 1969.

El último concierto de este primer ciclo de cámara tendrá lugar el 31 de mayo y contará con una orquesta de cámara liderada por el solista de tompa rumano Ionut Podgoreanu . La mezzosoprano Gemma Coma-Alabert actuará con un programa que incluirá el 'Idilio de Sigfrid', lieder de Mahler y ‘Lied der Waldtaube’, de Schönberg.

“Esto es solo el principio. La idea es que este tipo de conciertos conecte con el público e ir a más. Ojalá salgan muchos grupos de cámara del Liceu”, ha explicado un optimista Josep Pons que pronto dará noticias sobre la continuidad de los planes para seguir la renovación de plazas en la orquesta.

Pons llegó al Liceu la temporada 2012-13 procedente de la Orquesta Nacional de España. “Cuando me comprometí con el Liceu fue para llevar a cabo un proyecto para transformar la orquesta de mi ciudad y poder sentirnos orgullosos de ella”, recordó. Este tipo de conciertos son tan importantes como los de música sinfónica para favorecer el crecimiento de la orquesta y su calidad.

“La música de cámara requiere de un refinamiento que también necesitas en la ópera porque toda gran música tiene dentro la música de cámara, tiene esas líneas internas, esos balances y diálogos entre los diferentes grupos de instrumentos. La música de cámara es la base de la música sinfónica”, destacó el maestro catalán. Haciendo un símil literario, comparó la primera con la poesía y la segunda con la prosa.  

Temas: Josep Pons Liceu