Ir a contenido

SALÓN DEL MANGA DE BARCELONA 2018

Eiki Eiki y Taishi Zaou: "En Japón se puede vivir de los mangas autoeditados"

Las dibujantes de 'Love Stage!!' explican el sector de los dojinshins, los mangas autoeditados

Josep M. Berengueras

Eiki Eiki (izquierda) y Taishi Zaou en el Salón del Manga de Barcelona.

Eiki Eiki (izquierda) y Taishi Zaou en el Salón del Manga de Barcelona. / ELISENDA PONS

El dúo de dibujantes Eiki Eiki y Taishi Zaou han firmado varios proyectos de manga juntas. El más famoso de ellos es ‘Love Stage!!’, que en España edita Ivrea. Durante años, publicaron decenas de dojinshis en Japón, es decir, parodias o continuaciones autoeditadas basadas en serie de éxito (una especie de ‘fanzines’). Han visitado el Salón del Manga de Barcelona.

¿Cómo se conocieron?

E. E.: Hubo una temporada en que ambas dibujábamos mangas similares. Yo trabajaba en una editorial y una vez recibí una carta de Taishi Zaou. Enseguida la reconocí, y como sabía quién era y había leído su obra, la contacté muy rápido. De eso hace 25 años. En Japón hay dos grandes eventos al año de dojinshi, y también mensuales. Fue justo en un evento donde nos conocimos en persona.

¿Cuál son sus referentes?

E. E.: Yu Yu Hakusho, de hecho dibujé dojinshis de esa serie. Soy un gran fan de Hiei (uno de los personajes). Por eso me puse el pseudónimo de Eiki Eiki, por el ‘ei’ de ‘hi-ei’.

T. Z.: A mí también me gustaba Yu Yu Hakusho, aunque no tanto como a Eiki Eiki… Era más del personaje Yusuke.

¿Con los dojinshis dibujaban y publicaban lo que les apetecía?

T. Z.: Hacíamos cualquier cosa que nos apetecía. Historias originales, parodias de series famosas… Ahora ya llevo unos cuatro años sin hacerlos.

E.E.: Yo puedo decir que hubo una época en la que estuve totalmente enamorada de Athrun Zala, de ‘Gundam Seed’. Tanto, que tenía que dibujarlo cada día. Por eso saqué muchos dojinshis de esta serie durante dos años… Fue mi época más prolífica en el sector.

El manga 'Love Stage!!', de Eiki Eiki y Taishi Zaou.

¿Se puede vivir dibujando dojinshis?

E. E.: Se puede sobrevivir, sí. Nosotros también hacíamos mientras historias originales, por lo que podíamos vivir de ambos. Yo en cualquier caso trabajaba en una editorial mientras dibujaba dojinshis.

T. Z.: Yo en una empresa de carteles, hasta que pude dedicarme a dibujar a tiempo completo.

De todos los dojinshis que dibujaron, ¿cuál fue el que les hizo más ilusión?

E. E.: Uno de ‘Rurouni Kenshin’, porque inventé la historia que sucedía 15 años atrás, tenía como 180 páginas. Gracias a ese dojinshi empecé a tener éxito y vi que me podía dedicar a dibujar manga.

T. Z.: En mi caso, como trabajaba en una empresa de carteles, para mi lo más importante fue darme cuenta de que podía vivir de dibujar.

¿Es sencillo dar el salto del dojinshi a publicar profesionalmente?

E. E.: Hay dibujantes que tienen éxito con dojinshis y que pueden dar el salto relativamente fácil al mundo comercial. Pero lo difícil no es dar el salto, sino mantenerse en el mundo comercial.

T. Z.: Los dojinshis son muy conocidos en el mundo editorial, y muchas veces las empresas van a buscar a sus autores. Dibujar dojinshis también sirve para dibujar mucho, practicar, pero claro, la mayoría de veces son personajes e historias cogidas de otra persona, por lo que es importante también ver si el autor es capaz de crear historias originales.

Lograron gran éxito con ‘Love Stage!!’. ¿Cómo surgió la idea?

E. E.: Nuestro trabajo conjunto empezó porque me di cuenta de que con mi propio dibujo era difícil plasmar con éxito lo que muchas veces tenía en mente. Pensaba en historias que con mi dibujo no podía hacer realidad. En Love Stage!! pensé que podía escribir la historia, y al lado tenía a alguien que la podía dibujarla. A mí me surgen muchas ideas, siempre, y seguiré explorando el sector como guionista.

T. Z.: Justamente cuando me lo propuso, yo estaba acabando mis proyectos, por lo que fue el momento perfecto. Además, el horóscopo decía que si empezábamos en esa época, tendríamos éxito, así que pensé que sería una gran idea.

E. E.: El grupo Kadokawa me había dicho que buscara una obra que pudiese ser serie de dibujos animados (anime), y por eso decidí proponer ‘Love Stage!!’.

Pero habitualmente es al revés, hay anime de un manga si el cómic ha tenido éxito...

E. E.: (Risas) Yo creo que las editoriales siempre dicen lo mismo… "Tu manga no tiene anime porque no ha tenido éxito". El planteamiendo siempre es optimista (risas de nuevo).

¿En qué trabajan ahora?

E.E.: He tenido problemas de salud en los últimos tres años, por eso he estado haciendo de consejera a mangakas (dibujantes de manga). Como la serie acabó, no estamos trabajando juntas, y actualmente estoy dando consejos a otras tres mangakas. En tres años cumplo 50, y ahora estoy pensando en pasarme al mundo de la novela para dar salida a mis ideas. Pero hay al menos un 'spin-off' de Love Stage!! que seguro que haremos juntas. Y quizá, otros proyectos en el futuro.

T. Z.: Justo a finales de agosto acabé la obra que estaba haciendo. Ahora estoy en otro proyecto de serie, que como muy pronto saldrá en febrero. Estoy construyendo la idea, me gustaría hacerla sola. Pero si me atasco, seguro que recurriré a Eiki Eiki.