Ir a contenido

CITA CON LA HISTORIETA JAPONESA

El Salón del Manga de Barcelona bate récords con 150.000 asistentes

La cita agotó por primera vez todas las entradas para los cuatro días del certamen antes de abrir puertas

Josep M. Berengueras

Asistentes del Salón del Manga de Barcelona.

Asistentes del Salón del Manga de Barcelona. / JORDI COTRINA

El Salón del Manga de Barcelona ha cerrado su 24ª edición este domingo marcando su récord de visitantes: más de 150.000 asistentes. Ello supone incrementar en 2.000 los asistentes de la pasada edición, pese a durar en esta ocasión un día menos. Se trata de la tercera feria abierta el público de más éxito de la ciudad, solo superada por el Salón del Automóvil y el Primavera Sound.

La evolución del Salón del Manga viene marcada por su crecimiento. De hecho, en los últimos siete años, el crecimiento ha sido continuo y destacado: en el 2011 se celebró la feria por última vez en La Farga de l'Hospitalet, y cerró con 65.000 visitantes. Un año después dio el salto a Fira Montjuïc con 112.000 asistentes, y ha ido aumentando la asistencia año a año: 115.000, 130.000, 137.000, 142.000 y 148.000 en la edición del 2017, una especial porque la cita duró, por primera vez, cinco jornadas por el efecto calendario.

"Estamos muy satisfechos por la asistencia conseguida durante los cuatro días de esta edición que, en coincidir con un puente, ha visto incrementada la presencia de público proveniente de toda España los cuatro días", ha destacado este domingo la directora del Salón del Manga y de Ficomic, Meritxell Puig.

"Por primera vez en la historia del Salón del Manga, las entradas on line se agotaron para todos los días antes de la inauguración", agregó Puig, que destacó que, pese a colgar el cartel de aforo completo, la dIstribución de los espacios y ha influido en que dentro del recinto la todo haya "fluido con normalidad y sin aglomeraciones". Los 150.000 visitantes suponen también confirmar a esta feria como la más importante del sector en España y una de las más de importantes de Europa y del mundo.

Colas para entrar al Salón del Manga. / JORDI COTRINA

El salón apostó este año por una reorganización del recinto que ha dado resultado, causando menos regulaciones de paso entre pabellones de los asistentes (lleno absoluto los cuatro días al estar todo vendido). El reparto de la zona comercial y la apuesta por ampliar las zonas de actividades de cultura japonesa (Japan Experience), así como la creación de una zona infantil (manga kids), también han recibido una respuesta satisfactoria del público. Los expositores (222, el 9% más), por su parte, han destacado que las ventas han sido muy buenas.

Los protagonistas de la cita, además de los disfraces y las compras, han sido los autores invitados. Así, los visitantes han podido lograr firmas y dibujos de autores de la talla de Paru Itagaki ('Beastars')Akira Himekawa (saga 'The Legend of Zelda')Daisuke Hagiwara ('Horimiya') y Nagabe ('La pequeña forastera), entre otros. Además, han podido asistir a varios conciertos, como los de la ex-'idol' japonesa Emika Kamieda, una actriz y exestrella de uno de los grupos musicales más famosos del país. En cuanto a las exposiciones, ha destacado la muestra 'Lenguaje, objetos y bestias', donde se han podido ver decenas de páginas originales de mangas, un material muy difícil de ver fuera de Japón.

La próxima edición del Salón del Manga, que cumplirá 25 años, se celebrará del 31 de octubre (jueves) al 3 de noviembre (domingo) del 2019.