Ir a contenido

CULTURA NIPONA

Los imprescindibles del Salón del Manga de Barcelona

Guía para no perderse lo mejor de la feria del cómic y la animación japonesa del 2018

Josep M. Berengueras

Asistentes al Salón del Manga, en el día de su apertura. / JORDI COTRINA

Asistentes al Salón del Manga, en el día de su apertura.
Los fans junto a las autoridades fotografiándose en el fantástico mundo de Doraemon.
Ambiente en el Salón del Manga, en el día de su apertura.
Unos cocineros preparan fideos en la zona de restauración japonesa.
Mochis en la zona de restauración japonesa.
Largas colas, desde primera hora de la mañana, para acceder al Salón Manga.

/

El Salón del Manga de Barcelona vuelve a llenar desde este jueves y hasta el domingo el recinto ferial de Montjuïc. La cita de los seguidores del cómic y la animación japonesa ha dado un gran salto en los últimos años, ampliando recinto y oferta para captar también a los aficionados a la cultura nipona en general. Japón está de moda, y esta feria lo sabe: más actividades, más gastronomía, más talleres, más proyecciones y más estands de tiendas en busca de repetir el récord de asistentes logrados el año pasado (147.000) pese a durar la feria este año un día menos.

De momento, el público apoya la cita: las entradas anticipadas para el sábado y el domingo están agotadas, mientras que las del jueves y viernes están a punto de hacerlo (si se agotan, las taquillas solo se abrirán en caso de que haya aforo suficiente). Dentro, los visitantes podrán participar en centenares de actividades en los más 75.000 metros cuadrados que ocupa esta cita. Pero el salón, como todos los años, cuenta con actos imprescindible que todo visitante no puede perderse.

Los autores

El gran reclamo del Salón del Manga es poder ver en directo a autores japoneses: dibujantes y guionistas que no es habitual que se dejen ver en su país, y menos aún en el extranjero. A la cita de Barcelona suelen acudir grandes autores (en el pasado, Takeshi Obata -'Death Note'-, Takehiko Inoue -'Slam Dunk'-, Wataru Yoshizumi -'Marmalade Boy'....), y este año no será menos. El gran reclamo del salón será Paru Itagaki, una autora que goza de gran éxito con 'Beastars' (este mismo año ha sido premiada con el prestigioso Kodansha Manga Awards al mejor cómic). También destaca Akira Himekawa, un pseudónimo tras el cual se encuentran dos autoras que llevan décadas trabajando juntas y que son conocidas por el manga de 'The Legend of Zelda', y Nagabe, creador de 'La pequeña forastera: Siúil'.

Daisuke Hagiwara, autor de 'Horomiya', Elsa Brants ('Sálvame Pythie') y Eiki Eiki y Taishi Zaou ('Love Stage!!') completan el panel de invitados, a los que se sumarán los dibujantes locales y artistas nipones de todo tipo: cantantes, expertos en animación... Como cada año, además de las sesiones de firmas, el mejor momento para verlos en acción será en charlas y clases maestras.

Las exposiciones

La gran exposición del salón es 'Lenguaje, objetos y bestias', una macroexposición que, por primera vez, podrá ser visitada fuera de Japón y que está compuesta por 130 originales de manga -algo muy difícil de ver fuera del país del sol naciente-, obras de vídeo e instalaciones audiovisuales. Esta muestra gira en torno a la 'antropomorfización', es decir, la atribución de características y cualidades humanas a animales y objetos. Se trata de un recurso habitual en muchos mangas, y que tiene la peculiaridad de que puede hacer que el comportamiento de los animales parezca más humano que el de los propios humanos.

La exposición se divide en tres áreas: Palabras para adiestrar a bestias (e instintos), donde muestra la ‘antropomorfización’ y donde se pueden ver páginas originales del manga 'Beastars' de Paru Itagaki y de 'Blacksad' de Juan Díaz Canales y Juanjo Guarnido, entre otros; Cuando los ‘objetos’ hablan (antropomorfización de objetos, con obras audiovisuales) y Del ‘tema’ al 'cuento' (gira en torno a la idea de 'valor', con más originales de cómic).

Además, hará otras muestras dedicadas, por ejemplo, a figuras de las series más populares (Tamashii Nations) y a Marta Salmons, la autora del cartel del salón.

Actividades de cultura japonesa

Este año el Salón del Manga se abre más que nunca a la cultura japonesa. Una de las novedades de este año es la creación de la Japan Experience, bajo el paraguas de la cual se aglutinarán todas las actividades relacionadas con este ámbito. Ficomic, en vez de agrupar como hasta ahora en la planta superior del pabellón 2 este tipo de actividades, ahora las reparte por los pabellones 1 y 2.

De esta forma, la Japan Experience agrupa tanto actividades relacionadas con el Japón tradicional (talleres de jardín japonés, origami, juegos nipones, etcétera) y con el más moderno: talleres de cómo ser una idol, de doblaje, de tribus urbanas... Todo ello, acompañado de los clásicos talleres de dibujo y animación, una amplia zona gastronómica (donde, además de poder degustar delicias niponas, se podrán realizar talleres y asistir a conferencias) y, este año, una zona para practicar deportes típicos japoneses o que han protagonistado series de éxito. También se estrena una zona de manga para los más pequeños.

Disfraces, bailes y concursos

Si por algo destaca esta feria es por porque no hay tiempo para aburrirse. De hecho, lo que más sorprende a los que acuden por primera vez es la gran cantidad de disfraces que se pueden ver todos los días. 

El salón cuenta con un gran escenario en la plaza Univers donde se celebran sesiones de karaoke libres, pero también donde tienen lugar concursos de baile disfraces (cosplay). Este año, por ejemplo, tienen lugar las finales españolas de disfraces del European Cosplay Gathering 2019 y del World Cosplay Summit 2019 -los ganadores irán a París y Japón-. También habrá concursos de baile K-POP (música pop surcoreana) y uno donde aprender a deslumbrar como una idol (ídolo) japonesa.