Ir a contenido

POLÉMICA

Críticas al Teatre Lliure por dar un personaje negro a un blanco

Un colectivo lamenta en un vídeo que un blanco asuma el único rol destinado a un negro en 'Àngels a Amèrica', de Tony Kushner

El montaje dirigido por David Selvas muestra en una pantalla durante la obra un mensaje a modo de explicación

Marta Cervera

Quim Àvila (izquierda) y Pere Arquillé en ’Àngels a Amèrica’. 

Quim Àvila (izquierda) y Pere Arquillé en ’Àngels a Amèrica’.  / FELIPE MENA

Un colectivo de actores negros ha lanzado un vídeo lamentando la elección de un actor blanco para representar al único personaje negro que el autor Tony Kushner incluyó en ‘Àngels a Amèrica’, recién estrenada en el Teatre Lliure con dirección de David Selvas. “Los actores o actrices no blancos nunca tenemos espacio a no ser que se especifique que son papeles para negros, moros o gitanos”, dice uno de los participantes en la carta-vídeo publicada en YouTube. “Se ha perdido una oportunidad otra vez”, lamenta otro. “Las instituciones como el Lliure tienen una responsabilidad ¿Cuál es el problema?”. Destacan que el Lliure no refleja la pluralidad de la sociedad catalana. Para ellos, esto es “un paso atrás”.   

Carta Abierta del Colectivo de Actrices y Actores negros de Barcelona al Teatre Lliure por Àngels a Amèrica. / YouTube

La elección de Quim Ávila para el rol de Belize ha hecho saltar la polémica, una más en el Teatre Lliure que hace poco finiquitó a la compañía joven con la que ha hecho este dítptico sobre los Estados Unidos de los años 80 tras la llegada del sida. El autor especifica que Belice es un travesti negro que trabaja como enfermero en un hospital donde cuida de enfermos de sida. Es el mismo que acaba cuidando del ultraconservador Roy Cohn (Pere Arquillué), el único personaje real de la obra, gay encubierto y exayudante del senador McCarthy. El choque entre ambos personajes no es igual sin el factor racial, por ejemplo. El factor es importante, aunque ya sabemos que en el teatro las convenciones lo permiten todo. José Luís Gómez interpretó a la Celestina y Núria Espert fue el Rey Lear. Blanca Portillo fue Segismundo en 'La vida es sueño' y mucho antes, la mítica Sarah Bernhard hizo 'Hamlet'. Eso sí, todos blancos.    

David Selvas, director del montaje -que incluye ‘S’acosta el mil.leni’ y ‘Perestroika’- imaginó que su decisión traería cola pues una semana antes del estreno él y la directora en funciones del Lliure, Aurora Rosales, recibieron a representantes del colectivo que ahora ha publicado el video donde aparecen, entre otros, Mireia Mambo, las dos hermanas Sey que ahora trabajan en el TNC con 'Els Jocs Florals de Canprosa' y Oscar Kapoya que está de gira con 'Moby Dick'.

Selvas ha incluido una proyección en el montaje donde aparece un mensaje que suena a disculpa. Lo incluyó a petición de Quim Àvila quien, desde el principio, vio extraño asumir el rol de Belize. En el citado mensaje se explica que el personaje de Belice es negro en el texto original y que el Lliure está trabajando para que el teatro sea reflejo de la sociedad en el futuro. El día del estreno, algunos espectadores no pudieron aguantar la risa al verlo. Cuando presentó la obra en rueda de prensa, Selvas se excusó diciendo que no había actores negros en la Kompanyia Lliure. Añadió que no veía mal incluir a un blanco en el rol "en una obra donde los límites se difuminan". Pero en la Kompanyia, formada por gente joven, no podía haber personajes maduros como los que interpretan Pere Arquillué, Vicky Peña y Òscar Rabadan. Y a estos, sí los fue a contratar fuera.

Temas: Teatre Lliure