CRÓNICA DE MUSICAL

'La familia Addams': la divertida atracción por el lado oscuro

El excéntrico clan de Morticia y Gómez seduce al Coliseum en esta brillante adaptación de Esteve Ferrer

Una imagen promocional de ’La familia Addams’

Una imagen promocional de ’La familia Addams’

2
Se lee en minutos
Imma Fernández
Imma Fernández

Periodista

ver +

Ya están aquí, adelantándose unos días a Halloween, los vivos y los muertos de ‘La familia Addams’, una comedia musical con muchos alicientes para atrapar al gran público. Instalados en el Coliseum, han teñido de humor negro la cartelera barcelonesa dispuestos a darse un festín y repetir el éxito cosechado en Madrid y en su gira por España. 

La historia del musical, inspirada en los personajes creados por el lápiz macabro y satírico del ilustrador Charles Addams, popularizados en la serie de los 60, llegó a Broadway en el 2009 con libreto de Marshall Brickmann y Rick Elice y música de Andrew Lippa. El barcelonés Esteve Ferrer, que ha demostrado su buena mano para el difícil género de la comedia en obras como ‘T’estimo, ets perfecte… ja  et canviaré’ y ‘Toc toc’, firma una brillante adaptación al castellano, con irónicos guiños a la actualidad y una dirección muy ágil, especialmente en un primer acto de gran dinamismo que concentra los principales atractivos de la trama. Apuntala el éxito de esta producción de LetsGo (‘Dirty dancing’, ‘The hole’) un reparto en el que participan 10 artistas catalanes, muchos exiliados en Madrid, donde el género musical vive su etapa de gloria.

La obra, con unos personajes con mucho gancho, exigía un elenco de altura, tanto a nivel interpretativo como vocal, y supera con buena nota el reto. El alicantino Xavi Mira está estupendo en todas las facetas y derrocha facultades en el pellejo de Gómez, el padre del peculiar clan que lleva la voz cantante –preciosa- de la función, A su lado se luce con su torrente vocal la joven Lydia Fairén, en el papel de la gamberra Miércoles, que disfruta electrocutando a su hermano Pugsley (notable Alejandro Mesa) y pone en jaque los valores ‘tradicionales’ de los Addams al enamorarse del dulce Lucas Beineke.

Un gran divertimento

Noticias relacionadas

Carmen Conesa se embute, seductora y fría, en el elegante porte de la vampiresa Morticia, y destaca, desternillante, el personaje de abuela construido por Meritxell Duró, curtida en la gran cantera de La Cubana. Hilarante es su ‘sketch’ en el número más divertido del show, ‘Lo confieso’, en el que también se destapa la madre del novio, Alice (Eva María Cortés). Convencen asimismo las creaciones de Frank Capdet, el tío Fétido enamorado de la Luna, y Javier Canales, como el gigante mayordomo Lurch.

Vestidos de gris, los ancestros difuntos de los Addams dan vida y ritmo al espectáculo, que cuenta con un gran trabajo de iluminación y vestuario, y una funcional escenografía que nos traslada a la tétrica mansión de los protagonistas. La trama pierde fuelle en una segunda parte sin sorpresas, aunque el público acaba entregado a la excéntrica familia, que saltó a la tele como sátira de la sociedad mojigata americana de los años 60 y hoy puede leerse como un canto por la diferencia y la integración. Un gran divertimento para toda la familia que la platea del Coliseum acogió con grandes aplausos en el estreno en Barcelona.

Temas

Teatro