Ir a contenido

tributo

El Liceu homenajeará a Caballé con el 'Requiem' de Verdi en la catedral de Barcelona en noviembre

El acceso al templo será libre, abierto a la ciudadanía, gratuito y se accederá por orden de llegada

Pablo Meléndez-Haddad

Montserrat Caballé, en el 2006.

Montserrat Caballé, en el 2006. / Reuters / Víctor Fraile

Ante la imposibilidad de poder reunir en tan poco tiempo al universo artístico que la memoria de Montserrat Caballé se merece, el Liceu ha optado por ofrecerle no uno, sino dos homenajes: el primero, el 17 de noviembre en la Catedral de Barcelona, donde la Simfònica y el Cor del Liceu interpretarán la 'Messa da Requiem' de Giuseppe Verdi -una de las obras que Caballé elevó a lo más alto con su interpretación- y, ya en el primer semestre del 2019, una gala de grandes voces que se realizará en el escenario de la Rambla.

El acceso a la Catedral será libre y abierto a toda la ciudadanía, gratuito y se podrá acceder por orden de llegada. El Liceu abrirá sus puertas para proyectar en directo la misa y el concierto en la sala principal, con la señal única de La2 de TVE, que lo emitirá en toda España. El acceso al teatro para la proyección en directo será posible con entradas gratuitas que se pondrán a disposición del público el 12 de noviembre en la web del Liceu.

Según ha podido saber EL PERIÓDICO, el 'Requiem' verdiano será la opción óptima para rendir homenaje a la legendaria intérprete catalana cuando habrá pasado poco más de un mes desde su fallecimiento, el pasado 6 de octubre. El día de su funeral el presidente del Liceu, Salvador Alemany, aseguró que se realizaría un concierto homenaje en memoria de la artista en el propio Liceu y lo antes posible. De inmediato el coliseo lírico se puso en contacto con cantantes de primera fila a nivel internacional y que, en una u otra medida, tenían relación con la carrera de la Caballé. Pero en el mundo de la ópera todo se programa con mucha antelación y tanto las salas del Liceu como las agendas de los intérpretes ya estaban copadas por compromisos adquiridos previamente, tal y como el propio Josep Carreras afirmaba en estas páginas hace una semana.

Finalmente el Gran Teatre ha podido reprogramar un concierto que su Orquestra Simfònica tenía anunciado para el 17 de noviembre bajo la dirección de Josep Pons con obras de Schubert y Mahler, cambiando el programa por el 'Requiem' de Verdi, manteniendo a uno de los solistas anunciados, el tenor Nikolai Schukoff, a quien se unirán el Cor liceísta, el bajo Alexander Vinogradov, la mezzosoprano navarra Maite Beaumont y la soprano vasca Ainhoa Arteta, que tendrá sobre sus hombros una gran responsabilidad al interpretar una obra que se considera icónica dentro del repertorio de la Caballé. 

Pero la relación del Liceu con la soprano de Barcelona es de tal magnitud que el teatro ha querido seguir adelante con el proyecto de una gala de estrellas en su memoria. La idea es realizarla entre enero y junio del próximo año para poder contar con el máximo posible de figuras internacionales que, en conjunto, puedan ofrecerle un homenaje a su altura. Ella se lo merece.