Ir a contenido

YACIMIENTO MACABRO

Un centro de decapitación masiva de hace 2000 años es descubierto en Jerusalén

Dos arqueólogos israelís han dado a conocer su hallazgo en una conferencia de la universidad local

EFE

Una imagen de Jerusalén, frente al muro de las lamentaciones. 

Una imagen de Jerusalén, frente al muro de las lamentaciones.  / Xavier González


 

Más de 20 vértebras del cuello "seccionadas por una espada" son unas de la señales que ha llevado a descubrir en Jerusalén un centro decapitación masivo de unos 2.000 años de antigüedad, perteneciente al reinado del monarca y sumo sacerdote judío asmoneo Alejandro Janneo.

Se trata, según los autores del descubrimiento, de un testimonio del sangriento reinado de Janneo (125 a. C.-76 a. C.), efectuado en un patio de la alcaldía de Jerusalén, según ha informado el diario 'Times of Israel'. "Hemos descubierto en la cantera más de 20 vértebras del cuello cortadas por una espada", describió el profesor Yosi Nagar, arqueólogo de la Autoridad de Antigüedades de Israel (AAI). "Desenterramos también huesos del tronco y otras partes del cuerpo de niños y adultos, mujeres y hombres, que fueron probablemente víctimas de una brutal matanza", agregó.

Expansión sangrienta 

El monarca y sumo sacerdote del Segundo Templo, Alejandro Janneo, siguiendo la política de su padre, Juan Hircano, conquistó y convirtió al judaísmo los territorios vecinos, expandiendo el reino asmoneo hasta su mayor extensión.

Los historiadores convienen en que durante sus 27 años de gobierno, Janneo ejerció una tiranía despiadada y su reinado estuvo marcado por intrigas y luchas internas, especialmente contra los fariseos. Los arqueólogos de la AAI Kfir Arbiv, Nagar y Tehilá Lieberman, presentaron su macabro descubrimiento en una conferencia en la Universidad Hebrea de Jerusalén titulada: "El enigma tras el centro de enterramiento masivo del Complejo Ruso" en el marco del décimo segundo congreso de Arqueología en Jerusalén y la Región.

Según un escrito de los rollos del Mar Muerto, llamado 'El libro de Nahum', Janneo condenó a unos 800 enemigos políticos a morir crucificados, mientras que otros, como los descubiertos en el patio del Ayuntamiento de Jerusalén, fueron decapitados y desmembrados. Las fuentes históricas cuentan que el rey capturaba y asesinaba a muchos de sus opositores judíos, así como a los hijos y esposas de estos", señalaron los arqueólogos.

Entre los huesos desenterrados se encontraron "innumerables señales de cortes por espada, que herían no solo el cuello, sino también la mandíbula inferior e incluso a veces la base del cráneo, lo que es un indicio claro de  decapitación", detallaron. 


 

Temas: Arqueología