Ir a contenido

LA GRAN CITA DEL CINE FANTÁSTICO DE CATALUNYA

El 'Superlópez' de Dani Rovira surca los cielos de Sitges

Javier Ruiz Caldera estrena en el festival su versión cinematógrafica del popular tebeo creado por Jan, con el actor malagueño como bigotudo superhéroe español

Julián García

Dani Rovira, Javier Ruiz Caldera y Julián López, tras la presentación de Superlópez en Sitges

Dani Rovira, Javier Ruiz Caldera y Julián López, tras la presentación de Superlópez en Sitges / MÒNICA SERRA

En 1973, Juan López, Jan, recibió el encargo de realizar una obra que sirviera de parodia a Superman. El gran dibujante se lo imaginó con bigotillo, a la manera de un español corriente de la época, oficinista anónimo, apasionado del fútbol y del café con leche con cruasán, acompañado en sus penurias por su novia Luisa Lanas y su amigo pelirrojo Jaime. Un personaje capital de la historia del tebeo español que marcó la inquieta infancia de Javier Ruiz Caldera, repleta de cómics y películas, de fantasía y ciencia ficción. Hace diez años, el director catalán ya intentó sin éxito llevar al cine las aventuras del tronado superhéroe español, pero hoy, tras un arduo y extenuante trabajo derivado de la complejidad del proyecto, el viejo sueño de Ruiz Caldera echa al fin a volar. Con Superlópez surcando los cielos con los dedos en forma de cuernos, faltaría más.

“Yo crecí leyendo el tebeo de Jan y recuerdo su sentido de la maravilla, esa mezcla de comedia, de costumbrismo, de acción y de aventura… Y mi propósito ha sido recuperar esa sensación, esa magia”, explica Ruiz Caldera en conversación con este diario, justo antes del estreno de ‘Superlópez’ en el Festival de Sitges, donde fue proyectada este viernes fuera de concurso. Dani Rovira (inimaginable pensar en otro actor más adecuado para calzarse el icónico esquijama de saldo) interpreta al superhéroe patrio, del que conoceremos los orígenes en el remoto planeta Chitón, la accidentada llegada cósmica a España, los primeros años en compañía de sus padres adoptivos, y la edad adulta como discreto oficinista bajo las órdenes de su amigo y jefe Jaime (Julián López). Antes, por supuesto, de enfrentarse en duelo a lo ‘Transformers’ a la gran villana de la función (Maribel Verdú), procedente también de Chitón.

“No queríamos adaptar ningún cómic existente, porque se habría hecho demasiado evidente lo diferente que es el lenguaje del tebeo y del cine”, relata Ruiz Caldera. “Con los guionistas [Borja Cobeaga y Diego San José] vimos que en los cómics hay una elipsis brutal desde que llega el bebé desde Chitón a la Tierra hasta que se pone a trabajar y es novio de Luisa Lanas. ¿Qué pasó ahí en medio? En esa elipsis hemos metido la película. Nos gustaba la idea de explicar quién le había hecho ese traje tan mal hecho, cómo aprendía a descubrir y a usar los superpoderes…”. Y ahí está, finalmente, esta suerte de parodia u homenaje al referencial ‘Supermán’ de Richard Donner (1978), cargada de chispa y humor, de aventuras y romance, de costumbrismo y fantasía, con el inequívoco sello pop de Ruiz Caldera, autor de la estupenda ‘Anacleto’ (2015) y de la desternillante ‘Spanish movie’ (2009).

Y, por supuesto, de toneladas de efectos especiales. “La complejidad técnica ha sido una de las razones por las que ha costado tanto tirar adelante el proyecto. Jan y ‘Superlópez’ merecían que cuando vuele, vuele bien. O que cuando luche contra un robot, esté a la altura de lo que la gente ve en los cines habitualmente”, cuenta el director, volcado en elogios hacia su equipo técnico. “Es que es la misma gente que ha hecho la ola de ‘Lo imposible’ o los dragones de ‘Juegos de Tronos’, así que es normal que haya salido bien”.

La discreción de Jan

Jan, hombre de naturaleza discreta, siempre en premeditado segundo plano, ha preferido no participar activamente en el proyecto de ‘Superlópez’. “Sé que Dani Rovira es buen actor, le he visto actuar y espero que lo haga bien. Del resto del equipo también puedo decir lo mismo. Pero harán su Superlópez, no el mío”, declaró Jan en una entrevista con este diario durante el pasado Salón del Cómic. Ruiz Caldera revela que, durante el proyecto, se han escrito un par de veces. “Él es el autor del material original, y nosotros lo hemos adaptado a nuestra manera, pero siempre ha sido muy respetuoso y cariñoso. Le enseñé la película en primicia, por deferencia, y por un espía que tenía en la proyección, sé que se rio mucho”, explica el director catalán. “Para mí, Jan es un genio, sin duda alguna”.

"De niño quería ser Pipi Calzaslargas, porque me flipaba su libertad tan anarquista. Pero jamás habría podido imaginar que acabaría siendo un superhéroe"

Dani Rovira

En el jardín del Hotel Melià Sitges, centro neurálgico del festival, Dani Rovira y Julián López también atienden a la prensa en una jornada frenética, hiperactiva, con marabunta de cazautógrafos y presencia de algunos de los máximos responsables de la producción, como Antonio Asensio Mosbah (Zeta Cinema) o Ghislain Barrois (Telecinco Cinema). Rovira, muy elegante con americana y barba cuidada, bromea sobre su condición de superhéroe. “A ver, de niño siempre se fantasea y yo quería ser Pipi Calzaslargas, porque me flipaba su libertad tan anarquista. Pero jamás habría podido imaginar que acabaría siendo un superhéroe”, explica el protagonista de ‘Ocho apellidos vascos’, a cuya vera se sienta el siempre hilarante López. “Yo tenía una especial ilusión por trabajar en este proyecto. Soy colega de Javi [Ruiz Caldera] y siempre le decía que me metiera. Pero veía que la cosa avanzaba y yo no salía. Hasta que por fin hubo un requiebro y entré. Ha sido una experiencia fabulosa, me lo he pasado muy bien”, explica el genio conquense.

Para Rovira, hay algo atrayente en la condición española de Superlópez, más bien en su imperfección humana, en su condición doméstica de tipo corriente con poderes especiales. “En las películas de superhéroes, estos suelen ser infalibles. En este caso, que Superlópez salve al mundo no quiere decir que no sea torpe. O que necesite tomarse un ratito para tomar antes un café con leche y un cruasán. Esto es un rasgo muy de aquí, muy español”. La pareja, sobrada de carisma y simpatía -auténticos ‘cracks’ de lo suyo-, tuvo palabras de elogio para la gran ausente en la fiesta, la siempre fabulosa Alexandra Jiménez, que interpreta a Luisa Lanas, novia de nuestro héroe. “Sin desmerecer a nadie, es lo mejor de la película. Y he oído declaraciones de Luisa Lanas en las que dice identificarse mucho con Alexandra”, bromea López. “Alexandra es la actriz total. Había trabajado con ella ya antes en una película con mucha carga dramática, y aquí es todo lo contrario. La comedia le sale por los poros”, secunda el malagueño, quien, por cierto, dijo haberse inspirado, a su manera, en ‘Hancock’ y en ‘El gran héroe americano’. “Películas de héroes un poco patosos, un poco como yo”.