Ir a contenido

REACCIÓN

Los actores de la Kompanyia Lliure critican al teatro

Denuncian "la falta de confianza en el proyecto" tras la decisión de finiquitar una iniciativa ligada al anterior director Lluís Pasqual

Marta Cervera

La Kompanyia del Lliure en El temps que estiguem junts. 

La Kompanyia del Lliure en El temps que estiguem junts.  / ROS RIBAS

Los actores de la Kompanyia Lliure han denunciado este jueves en un comunicado “la falta de confianza en el proyecto” por parte del teatro después de que ayer la dirección temporal del centro les comunicara la disolución de la compañía a partir de diciembre. De esta manera el Lliure se ahorra los sueldos de los siete actores de esta compañía joven durante cinco meses al no hallar un proyecto teatral para ellos que sustituyera el inicialmente previsto, ‘El sueño de la vida’, que iba a dirigir Lluís Pasqual en una co-producción con el Teatro Español de Madrid. La dimisión de Pasqual a final de agosto dio al traste con el proyecto aunque en la capital de España sí sigue adelante con Pasqual al fente pero diferentes actores.

Los miembros de la Kompanyia Lliure, que  actualmente ensayan ‘Àngels a Amèrica’ en el Lliure de Montjuïc, también critican que “la gestión del proyecto no ha conseguido aquello que se nos planteó inicialmente.”

Joan Amargós, Quim Àvila, Julia Benito, Raquel Ferri, Eduardo Lloveras, María Rodríguez (en sustitución de Andrea Ros, la actriz que criticó por despóticos los métodos de Pasqual en Facebook) y Júlia Truyol fueron seleccionados por Lluís Pasqual hace tres años para dar continuidad a un proyecto que lanzó en el 2013 para apoyar a las nuevas generaciones de actores y actrices a quienes ofrecía un sueldo fijo al mes a cambio de un contrato de exclusividad con el teatro. La primera promoción contó con actores hoy reconocidos: Laura Aubert, Javier Beltrán, Paula Blanco, Pol López, Mima Riera y David Verdaguer.

"Proyecto degradado" 

“Tengo la sensación que este proyecto se ha ido degradando. Sé que la dirección temporal del Lliure ha luchado para hacer algo pero la ausencia en el teatro de un buzón de textos hace más difícil poder encontrar salidas”, comenta a nivel personal Júlia Truyol. “Nos hubiera gustado pisar más la escena, sobre todo a las actrices que, en comparación con los chicos de la compañía, hemos trabajado menos”. Pasqual no incluyó personajes femeninos en ‘In Memoriam’, aclamado montaje, que viajó a Madrid y se repuso en el Lliure, basado en testimonios de supervivientes republicanos de la Batalla del Ebro en la Guerra Civil.

Acostumbrada a trabajar en La Calòrica, una compañía independiente, trabajar en el Lliure le ha permitido hacer teatro sin estar a precario. “He visto otra manera de trabajar, me ha abierto la mirada y permitido conocer a un equipo fantástico de gente. Los trabajadores del Lliure son unos artistas como la copa de un pino”. En cuanto a montajes, lo mejor para ella ha sido ‘El temps que estiguem junts’, realizado con todos los intérpretes de la Kompanyia, con dirección y dramaturgia del argentino Pablo Messiez. Precisamente con esta propuesta despedirán su experiencia en el Lliure, cuando se reponga esta temporada la obra, a mediados de mayo.  

Temas: Teatre Lliure

0 Comentarios
cargando