24 sep 2020

Ir a contenido

INTERFERENCIAS

Sitges 2018: la jornada del viernes, en píldoras

Del delirio de acción de 'The night comes for us' a un puñado de imponentes bandas sonoras

Juan Manuel Freire y Julián García

Una imagen de ’The night comes for us’.

Una imagen de ’The night comes for us’.

Carnicería en la carnicería

Con 'El apóstol', Gareth Evans ha saltado de la acción hiperbólica del díptico 'The raid' a un terror religioso, por otro lado, no menos hiperbólico. Pero quien eche de menos al Evans marcial se puede contentar (y más que eso) con 'The night comes for us' (Òrbita), del indonesio Timo Tjahjanto, tanto o más virulenta y creativa en la acción y con un reparto con caras conocidas de la breve saga, como Iko Uwais y la Chica del Martillo, Julie Estelle. Cada elaborada 'set piece' ha levantado verdadero bullicio en Tramuntana, sobre todo la carnicería en la carnicería y un épico duelo final con cúter por medio. 


Entre Bergman y Hooper

'What Keeps You Alive' (Oficial Fantàstic Discovery) es, aseguran los créditos, obra de Colin Minihan, pero un universo separa a esta película de sus travesuras referenciales como mitad de Vicious Brothers. Aquí el humor brilla bastante por su ausencia. Descubrir que tu mujer no se llama Jackie en el primer aniversario de bodas no tiene ninguna gracia. Descubrir su habilidad con el rifle poco después de dicha revelación, menos aún. Es un drama de ruptura disfrazado de terror de supervivencia.


Barba Azul y la locura del amor

En 'Barba Azul', una mujer descubría que su marido ocultaba en una habitación los cadáveres de sus anteriores esposas. El director venezolano Sebastián Gutiérrez se sirve del cuento inmortalizado por Perrault para desarrollar la alambicada trama de ‘Elizabeth Harvest’ (Oficial Fantàstic Competición), una historia que gira alrededor de la obsesión de un científico por reconstruir un amor perdido, un poco como el Antonio Banderas de ‘La piel que habito’. Ni la estilización visual ni la banda sonora de Cat’s Eyes sacan al filme del bucle, repleto de giros de guion y explicaciones biogenéticas que acaban convirtiendo su turbia fascinación en rutina.


Bandas sonoras realmente originales

Solo dos días después del inicio del festival, el premio a la mejor banda sonora empieza a tener serios pretendientes. La música es lo mejor de 'Elizabeth Harvest': una partitura con aromas giallo de Cat’s Eyes, el dúo que infundió poesía extra a las texturas lujuriosas de 'The Duke of Burgundy'. La música es, tanto como la imagen, el secreto del impacto de 'El apóstol': su score percutivo taladra el oído con fiereza. Y el sábado se proyecta 'Mandy', una de las últimas películas en las que trabajó, antes de morir antes de tiempo, el maestro Jóhann Jóhannsson.