Ir a contenido

EXPERIMENTO MUSICAL

'Under 35', el público del Liceu rejuvenece

De los espectadores menores de 35 años que llenaron el coliseo, el 80% no conocía la ópera y fliparon con el montaje de 'I Puritani', de Bellini

Marta Cervera

Una pareja inmortaliza su primera experiencia con ’Liceu Under 35’.

Una pareja inmortaliza su primera experiencia con ’Liceu Under 35’. / FERRAN NADEU

"¡Qué pasada!. No sabía que había tanta gente en escena!", así le explicaba un amigo a otro sus primeras impresiones tras el primer 'chute'  de 'I Puritani', en su bautizo operístico. La energía que había en el Liceu en la primera función ‘Under 35’ era digna de ver. ¡Quién tuviera menos de 35 años para disfrutar de esta nueva apuesta para ataer al público joven a la ópera! Y es que esos escogidos no solo pudieron disfrutar de este drama romántico belcantista a un precio de ganga  de 15 euros.

Encima tuvieron un tratamiento VIP nunca visto con cóctel Bellini antes de empezar la función, food stands con birras, comida mexicana, asiática y americana en el intermedio y hasta sesión de dj al acabar para continuar la fiesta en un ambiente más distendido en el Foyer, una palabra extraña para muchos de los novatos que pisaban el coliseo de la Rambla por primera vez. El 80% de ellos no había ido nunca pero tenía mucha curiosidad por vivir la ópera en directo que empezó con un video explicativo nada más apagarse las luces. La idea no es mala pero ¿Había que explicar el final? Sobró el 'spoiler'.  

Muchos aprovecharon para dejar huella de su paso en el colseo con selfies y fotos que subían a las redes sociales.  Y, aunque la lírica se asocia al glamour, pocos habían tomado la molestia de vestir de forma especial. En lugar de tacones, conjuntos elegantes y peinados con mucha laca, se estilaron más  las zapatillas deportivas y la ropa 'casual'. Ninguna pareja imitó el estilo de 'Pretty woman': smokin él y escotado traje de noche ella.

Ambiente del Saló dels Miralls en la primera experiencia del 'Liceu Under 35'. / FERRAN NADEU

En ese popular filme la prostituta protagonista, interpretada por Julia Roberts se emociona al ver ‘La traviata’, de Verdi. Su pareja, Richard Gere, le había advertido que quienes se acercan a la ópera produce adicción o rechazo. “Si les encanta será para siempre, si no, pueden llegar a apreciarla, pero jamás les llegará al corazón”. A tenor de los aplausos registrados en el Liceu en la primera función joven, Bellini llegó al alma a bastantes. El reparto liderado por el tenor René Barbera (Lord  Arturo Talbo) -vino de Viena para sustituir ‘in extremis’ a Celso Albelo- la soprano María José Moreno (Elvira) y el bajo barítono Nicola Ulivieri (Lord Giorgio) fue tan aplaudido como el coro y la orquesta del Liceu, dirigida por Christopher Franklin.

“Me parece una idea fantástica acercar la ópera a gente joven. Suelen pensar que es para viejos, carca y cara. Creo que han podido ver que no es así, especialmente porque esta es una puesta en escena moderna e interesante”, destacó la protagonista. La puesta en escena de Annilese Miskimmon traslada la acción de la Inglaterra del siglo XVII en la que se enfrentaron puritanos y católicos a la Irlanda del Norte de los años 70 con Belfast como epicentro de conflictos entre católicos y protestantes. 

Del mismo parecer era Christina Scheppelmann, directora artística del Liceu: “Hay que eliminar esa idea de que la ópera es aburrida”. La ópera es otra forma de arte y como tal “puede enganchar independientemente de la edad”, añade . Estaría contenta si de los 1850 asistentes -no se vendieron entradas con mala visibilidad en este primer ‘Liceu Under 35’- "unos 300 se aficionan a la ópera". ¿Cuántos volverán?. Esa es la cuestión.

Por cierto, si son de aquellos que se han quedado con las ganas y cumplen el requisito de tener menos de 35 años no se preocupen. Habrá otra noche para jóvenes con 'Tosca', mítico título de Puccini, el próximo 8 de junio. Las entradas saldrán a la venta un mes antes, el 8 de junio en la web del Liceu. 

Temas: Liceu