Ir a contenido

Marta Robles reflexiona sobre el egoísmo de la maternidad en "La mala suerte"

EFE

Bruno Paneiva Medici

A través de la historia de una adolescente desaparecida, la periodista Marta Robles ha escrito una novela negra, "La mala suerte", que abarca temas de "profunda dureza" como el maltrato, los abusos o las inseguridades, todo ello con un objetivo claro: invitar a la reflexión sobre la maternidad.

"Las familias no son solo un intento de supervivencia o de dejar huella. Ahora que tenemos la opción de elegir tener o no hijos, es un acto de egoísmo. Ser padre te exige mucha generosidad, y es muy curioso cómo nos engañamos y decidimos que podemos hacer cualquier cosa para ser padre", ha señalado la periodista.

"Hay un enorme negocio y hay mucha gente dispuesta a hacer lo que sea por conseguirlo", ha afirmado Robles (Madrid, 1963) hoy durante la presentación del libro.

El encuentro celebrado en El Corte Inglés de Callao ha contado con la participación de las periodistas Susana Griso y Berna Gónzalez Harbour, quienes han "entrevistado" a la protagonista en busca de profundizar acerca de la obra y de la problemática de la reproducción.

Según ha explicado, "La mala suerte" es una novela de "nuestro tiempo" pero que "trata cosas de siempre" con un planteamiento "emocional" y, a su vez, "rompedor" que, además, volverá a contar con el detective Tony Roures como protagonista, el ex-corresponsal de guerra que ya apareció en su primera novela negra "A menos de cinco centímetros".

En esta ocasión, el protagonista, un hombre que "de verdad amaba a las mujeres", debe enfrentarse al extraño caso de una joven mallorquina que lleva dos años desaparecida, todo un quebradero de cabeza debido a la falta de pistas que le llevará a descubrir una situación extremadamente turbia.

A través del suspense y una "compleja estructura", Robles tratará temas tan delicados como las gestaciones subrogadas, las adopciones ilegales o los secuestros, un hecho que le "ha obligado a documentarse" con "ginecólogos, expertos en reproducción y jueces", entre otros profesionales del sector, para darle consistencia verosímil a su historia.

Además, ha apuntado que es una obra compuesta por personajes "poliédricos", cuyas perspectivas reflejan la personalidad de cada uno y que, al final, le toca decidir al lector quienes son "los buenos y los malos".

"Para mí la suerte me parece un factor esencial en la vida de cada uno. Aquí el cómo envolvía la mala suerte a mis personajes y el cómo trataban de luchar contra ellas me parecía tan importante que me llevó a titularlo así", ha añadido.