Ir a contenido

Christian Escuredo, tras "Fariña", encarna a Jesús en "33, El Musical"

EFE

(Corrige en la información CJ2017 el titular y el nombre del protagonista: es Escuredo)

Pepi Cardenete.

La superproducción "33, El Musical" ha presentado hoy a su protagonista, Christian Escuredo, que, después de pasar por la serie "Fariña" e interpretar a una "drag queen" en "Priscilla", dará vida a Jesús de Nazaret en este musical que ocupará una superficie similar a la del Santiago Bernabéu.

En total, el espacio, situado en Ifema y donde "33, El Musical" se estrenará el 22 de noviembre, tendrá más de 5.000 metros cuadrados repartidos entre una carpa de 2.100 metros cuadrados con aforo para 1.118 personas, además de otras áreas de comercio y "backstage".

Unas cifras vertiginosas para una producción de 4,5 millones de euros que quiere "competir en las grandes ligas" con un espacio "ad hoc" que tendrá una superficie similar a la del estadio Santiago Bernabéu, según ha explicado hoy en rueda de prensa uno de sus productores, Felipe García Quirós.

Con partitura, composiciones y dirección del sacerdote Toño Casado, "33, El Musical" quiere ser una "inyección de optimismo" en unos tiempos convulsos en los que "hace falta un mensaje positivo que una a la gente buena", según ha explicado el propio Casado.

El predicador de ese mensaje será Christian Escuredo, que hará bailar "por primera vez" a Jesús de Nazaret en la que se define como la producción "más grande que se ha hecho en el mundo" sobre la vida de Cristo, y que subirá a escena a un total de 33 actores interpretando 33 canciones.

"Vamos a ver a un Jesús muy alegre, muy festivo y muy apasionado", ha explicado a Efe Escuredo, que viene de interpretar a una "drag queen" en otro musical, "Priscilla", por lo que está "muy contento" de que la profesión le "vaya dando" personajes "tan dispares".

Aunque, reconoce, encarnar a Jesús de Nazaret implica una gran responsabilidad en esta obra cuyo mensaje principal es "de amor".

"Es verdad -dice Escuredo- que este personaje es muy potente, ya no solo por la dificultad y la diversión de crearlo, sino por la responsabilidad que tienes porque es un personaje que está vivo y representa temas muy importantes para mucha gente".

Por ello, hay que "tocar las teclas con mucho respeto y mucho cuidado", algo que "33, El Musical" consigue hacer, añade el actor.

"No se ridiculiza a ningún personaje, ni a los diablos. Es un musical donde la igualdad está a flor de piel".

"33, El Musical" contará con otros intérpretes como Guillermo Estad, dando vida a un "perdido" Judas, o María Virumbrales en el papel de María Magdalena.

"Yo siempre he sido muy de interpretar villanos, me gusta mucho ese registro, pero es verdad que tanto como está escrito en el guión y como lo afronto yo, Judas realmente no es un villano", explica a Efe Estad sobre un Judas "perdido" al que se ha enfrentado desde hace tres días, con el inicio de los ensayos.

"Estamos acostumbrados al teatro musical, con todos los teatros de Gran Vía, pero esto es una novedad, un sitio nuevo, una carpa enorme", asegura la actriz.

El elenco podrá empezar a ensayar en la carpa, previsiblemente, la primera semana de noviembre, cuando ya se hayan ultimado los preparativos en este espacio de Ifema que, para nivelar el terreno, tuvo que utilizar 363 caminos llenos de arena.

Así lo ha explicado a los medios de comunicación el diseñador de infraestructuras del recinto, el arquitecto David Azabal, que espera tener la carpa del escenario terminada en quince días.

Queda por delante el reto de climatizar para el invierno esta infraestructura de trece metros de altura, aunque Azabal defiende la idea de haber desarrollado este monumental espacio "ad hoc" para "33, El Musical".

"No conseguíamos tener un aforo suficiente junto con una caja escénica tan potente. No hay teatros disponibles para hacer temporadas tan largas con una caja escénica tan potente", ha explicado.

0 Comentarios
cargando