Ir a contenido

EL REGRESO DE LA MÚSICA DE DIOS

La Mercè ya presume de órgano

El templo de la patrona de la ciudad inauguró este viernes con honores el mejor teclado de la ciudad

Pablo Meléndez-Haddad

Concierto inaugural del nuevo órgano de la basílica de la Mercè

Concierto inaugural del nuevo órgano de la basílica de la Mercè / MAITE CRUZ

Casi 3.000 tubos, 40 registros y tres teclados, además del pedal. El nuevo órgano de la basílica de la Mercè se inauguró la noche del viernes con honores y con la presencia de Meritxell Batet, ministra de Administraciones Públicas, un bautizo en el cual el flamante instrumento demostró tener un sonido claro, transparente, con asombrosas subidas al agudo manteniendo unos graves cavernosos, aportando, además, una versatilidad que va mucho más allá de la música barroca.

Los responsables del templo han querido inaugurarlo coincidiendo con las fiestas de la Mercè, con un festival gratuito que arrancó con el joven virtuoso francés Thomas Ospital, lo continúa este sábado Maria Nacy –con un programa centrado en Bach– y lo despide el domingo la decana del teclado en Catalunya, la nonagenaria Montserrat Torrent, quien revisará un repertorio que va desde el siglo XVI al XX, incluyendo clásicos catalanes.

El instrumento se ha presentado, precisamente, como ideal para asumir un amplio repertorio; sus tubos –el más pequeño de seis centímetros y el más grande de más de cinco metros–, permiten esa flexibilidad que no poseen otros órganos de la ciudad y es obra de Gerhard Grenzing, uno de los maestros organeros más prestigiosos del mundo de cuyo taller, ubicado en El Papiol (Barcelona), han salido algunos de los más importantes de Europa. El proyecto arrancó en 2015 y en su construcción se ha tardado más de dos años.

maite cruz

Bach no podría estar ausente del programa inaugural y fue el primer compositor en aparecerse anoche en la Mercè cuando un inspiradísimo Thomas Ospital dio comienzo a su actuación con la Toccata,  adagio  i  fuga  BWV  564; después de otras obras del gran autor barroco alemán llegaron obras tradicionales anónimas y otras de Liszt, Bartók y Duruflé en un breve paseo por la historia de la música demostrando todas las posibilidades del nuevo órgano, para concluir con improvisaciones del propio Ospital sobre los Goigs de la Mare de Déu de la Mercè en clave netamente contemporánea, una de las especialidades de este genio del teclado.

Además del minifestival inaugural habrá más conciertos y actividades en torno al nuevo instrumento: el lunes acompañará su primera misa y el 26 de noviembre será bendecido. Más de un centenar de empresas y particulares han apoyado económicamente la iniciativa, con un  presupuesto total de un millón de euros; la Obra Social La Caixa aportó 680.000 y el Ayuntamiento otros 80.000. Todavía hay tiempo para apadrinar un tubo con aportaciones a partir de 50 euros.

0 Comentarios
cargando