Ir a contenido

LOS PREMIOS EMMY

'La maravillosa Sra. Maisel', otra victoria del 'streaming'

Por primera vez, una serie de una plataforma, en este caso Amazon Prime Video, se lleva el Emmy a la mejor serie de comedia, así como otras siete estatuillas, entre ellas la de mejor actriz principal

Quim Casas

Rachel Brosnahan, con su premio Emmy por ’La maravillosa señora Maisel’

Rachel Brosnahan, con su premio Emmy por ’La maravillosa señora Maisel’ / AP / INVISION / JORDAN STRAUSS

El streaming, en este caso a través de Amazon Prime Video, se ha adjudicado por vez primera el Emmy a la mejor serie en la categoría de comedia. Y lo ha hecho con ocho estatuillas, entre ellas, también, las de mejor dirección, guion y actriz principal. Ha sido la sorpresa del año, una serie en apariencia de bajo perfil que demuestra la pujanza de una determinada serialidad cómica y del protagonismo femenino en la concepción de un nuevo estilo comedia. Antes fue el triunfo de Girls, aunque la serie de Lena Dunham estuviera eternamente nominada pero nunca premiada en los Emmy.

La maravillosa Sra. Maisel, además, restituye el papel de las comediantas y monologuistas estadounidenses, territorio generalmente dominado por los cómicos masculinos, de Lenny Bruce Louis C. K. En su concepción está la productora y escritora Amy Sherman-Palladino, guionista de varios episodios de Roseanne y creadora de Las chicas Gilmore. Siempre en el territorio de la comedia.

La premiada Rachel Brosnahan ya había recibido una candidatura al Emmy por su papel de prostituta en House of cards. Por su composición de Miriam Maisel ya había obtenido previamente un Globo de Oro. El personaje es un ama de casa judía que descubre sus habilidades para el humor en vivo en el Nueva York de 1958, la misma ciudad y época en la que arrancaba Mad men. Pero la estética es bien distinta, la de los clubs nocturnos donde la comedia se convierte en un arte.

Sherman-Palladino se ha inspirado en figuras reales como Joan Rivers, monologuista televisiva en los años 60. La serie evoca muy bien aquellos años a través de una cuidada reconstrucción. No es solo una reconstrucción visual, sino emocional: el acento corrosivo del humor judío y políticamente más que incorrecto, la atmósfera jazzística de algunos de los locales y las actuaciones de Lenny Bruce, encarnado por Bruce Kirby, actor visto en la segunda temporada de The deuce (Las crónicas de Times Square), y Bob Newhart, veterano actor de televisión, cine y radio que no ganó su primer Emmy hasta 2013, por su divertido papel de profesor Protón en The big bang theory.