LO QUE NO SABÍAS DE...

Las anécdotas del drama 'Todos lo saben', con la pareja Cruz-Bardem

El director iraní solo hablaba farsi, tenía dos traductores y se comunicaba con los actores mediante gestos

El filme incluye una escena en catalán en la que aparece Jordi Bosch, que interpreta al padre del novio

Darín, Cruz, Farhadi y Bardem, en la presentación en Cannes.

Darín, Cruz, Farhadi y Bardem, en la presentación en Cannes. / REUTERS / ERIC GAILLARD

2
Se lee en minutos
Eduardo de Vicente
Eduardo de Vicente

Periodista

ver +

-Un director bioscarizado. El realizador del filme es el iraní Asghar Farhadi y ya tiene dos Oscar a la mejor película extranjera por Nader y Simin: una separación (2012) y El viajante (2017).

-Nadie lo sabíaTodos lo saben figuró en la terna de candidatas para representar a España en los Oscar. La mayoría de medios jugaron con el título asegurando que estaba claro que sería la escogida. Finalmente los presagios no se cumplieron y la elegida ha sido Campeones.

-El origen de la historia. Farhadi visitó nuestro país en el año 2000 y le sorprendieron unos anuncios que vio por la calle sobre un niño desaparecido y que podría haber sido secuestrado. Pensó en su hija pequeña y temió que pudiera pasarle algo. En aquel momento pensó que ahí había una historia que explicaría algún día.

-El largo proceso de escritura. El realizador tardó cuatro años en escribir el guion. Penélope Cruz y Javier Bardem estuvieron en el proyecto desde el principio. La pareja y el cineasta se conocieron en Los Angeles y decidieron embarcarse con él. Incluso estuvo viviendo un tiempo en un pueblo español para familiarizarse con sus costumbres.

Penélope Cruz y Javier Bardem estuvieron en el proyecto desde su inicio.

-Huyendo de los tópicos. Quería que no pareciera una película escrita por un extranjero por lo que, desde el primer momento tenía claro que tenía que escapar de los tópicos: el flamenco y los toros.  

-La segunda oportunidad. La actriz iba a protagonizar El pasado (2013), el drama que Farhadi rodó en Francia, pero se quedó embarazada y tuvo que sustituirla por Bérenice Bejo, la protagonista de The artist.

-Sin maquillaje. Durante la mayor parte del metraje, Penélope Cruz sufre, y mucho, y resulta conmovedora. A ello contribuyó que, prácticamente, no utilizara maquillaje en las escenas más dramáticas.

La actriz interpreta un papel muy dramática y aparece, prácticamente, sin maquillaje.

-Comunicándose por gestos. El director únicamente sabe hablar en farsi, por lo que tenía dos traductores. Esta situación obligó a que se comunicara con sus actores con lenguaje no verbal

-Un maestro de la luz. La fotografía es obra de uno de los grandes, Jose Luis Alcaine, que ya cuenta con 78 años (aunque según el realizador tiene la energía de un joven de 30) y ha sido el operador de muchas de las películas de Almodóvar. Sin embargo dudaba que fuera capaz de adaptarse al estilo más realista de sus filmes, lo que les llevó a discutir mucho, pero todo acabó bien.

-Un dream team. Además de las tres estrellas principales, Cruz, Bardem y Ricardo Darín, el reparto incluye también a grandes nombres como Eduard Fernández, Elvira Mínguez, Barbara Lennie, Inma Cuesta, Ramón Barea, José Ángel Egido o Roger Casamajor, todo un dream team.

Una de las escenas con los más jovenes del reparto de la película.

-La escena en catalán. Cuando los padres del novio llegan al pueblo mantienen una conversación en catalán. Jordi Bosch interpreta al progenitor del chico y sorprende que su papel tenga tan poca presencia. ¿Se habrá quedado su personaje en la sala de montaje?

-La inauguración del gran festival. Fue escogida para abrir el último festival de Cannes. Anteriormente, el director ya había presentado en este certamen El pasado y El viajante, obteniendo esta última el premio al mejor guion.

-Actriz y cantante. La canción que suena en los créditos finales, Una de esas noches sin final, está escrita por Javier Limón y la canta la actriz Inma Cuesta, que da vida a la hermana de Cruz en el filme.

  

Noticias relacionadas