Ir a contenido

DIRECCIÓN DEL LLIURE

Daniel Martínez califica de "desenlace sucio y ofensivo" la dimisión de Lluís Pasqual

El presidente del Grup Focus advierte de que hay un retroceso en la libertad de expresión de las artes escénicas

Marta Cervera

Daniel Martínez, presidente del Grup Focus.

Daniel Martínez, presidente del Grup Focus. / Mireia Reynal

El presidente del Grup Focus, Daniel Martínez, ha valorado este jueves en la rueda de prensa de presentación de la nueva temporada de sus cuatro teatros (Romea, Goya, La Villarroel y Onyric Teatre Condal) la dimisión de Lluís Pasqual. Su decisión de dejar el Teatre Lliure es reflejo, dijo,  "del signo de los tiempos en su aspecto más negativo" y su desenlace ha sido "sucio, incluso ofensivo".

A preguntas de los periodistas ha lamentado la manera en la que ha acabado su etapa. "Es ofensivo para todos aquellos que aplaudimos el gran trabajo de los artistas y uno de ellos, sin ninguna duda, es Lluís Pasqual". En la misma línea que hace unos días se pronunció Salvador Sunyer, director del festival Temporada Alta, acerca de la falta de libertad de expresión en las artes escénicas, Martínez ha asegurado: "El mayor problema que he observado es la autocensura, la libertad de expresión o la falta de expresión aplicada a uno mismo por miedo a lo que dirán los demás".

El temor a ser vapuleado en las redes sociales se ha dejado entrever en sus palabras, con el 'caso Pasqual' en el horizonte. También el miedo a posicionarse políticamente en contra de la corriente que más suena podía adivinarse aunque ha evitado pronunciarse al respecto. "Una única voz puede crear sensación de multitudes", ha señalado. "Antes era todo para el pueblo pero sin el pueblo y ahora es todo para mi pueblo, pero sin nadie".

La autocensura de los propios creadores preocupa al departamento de contenidos de la casa. Martínez ha resaltado que sus escenarios "son neutrales y están abiertos a cualquier tema. Y no vetaremos lo que se dice en un escenario"Pero ha insistido en que hay autores que "se privan de hacer lo que quieren por miedo al qué dirán". No todos están dispuestos a "ser fusilados en el paredón público".

Reunión en el Lliure

La junta de gobierno del patronato del Teatre Lliure se reúne este viernes para avanzar de cara a la reunión del patronato el próximo día 14 para afrontar el futuro del teatro tras la dimisión de Pasqual. La de mañana es una convocatoria de urgencia a la que asistirán los principales representantes de Cultura de las instituciones que subvencionan el Lliure: Joan Subirats, comisionado del Ayuntamiento de Barcelona; Maria Dolors Portús, de la Conselleria de Cultura de la Generalitat, acompañada excepcionalmente por la 'consellera' Laura Borràs; Fernando Cerón del Inaem del Ministerio de Cultura, y Oriol Lladó, de la Diputació de Barcelona.

Por parte del Patronato la representación estará integrada por Ramon Gomis, presidente del patronato de la Fundació Privada Teatre Lliure y otros cuatro miembros de la institución cultural: Giollem-Jordi Graells, Jordi Maluquer, Maria Martínez y Miquel Molins.

Deberán estudiar, entre otros, cómo realizar la búsqueda del nuevo responsable artístico del Lliure, con qué tipo de concurso público. También abordarán cómo se gestionará la etapa de transición para evitar un vacío de poder. El actual equipo cuenta con Aurora Rosales, adjunta de dirección con Pasqual, y Clara Rodríguez, responsable de gestión.  

La polémica generada en el Lliure este verano no ha afectado la venta de entradas de esta nueva temporada, al contrario. En el periodo entre junio y agosto del 2018 se han vendido 14.716 entradas para la temporada que ahora empieza, casi 4.000 más (3.743 exactamente) que en el mismo periodo del año pasado. 

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.