Ir a contenido

Festival de venecia

Cuarón pone el ojo en el León de Oro con 'Roma'

El nuevo filme del director mexicano da la razón a quienes creen que Netflix no produce películas: es un peliculón

Nando Salvà

Alfonso Cuarón en el Festival de Venecia

Alfonso Cuarón en el Festival de Venecia / Elisabetta A Villa

Tras hacer una película que ingresa 700 millones de dólares, la mayoría de directores intentarían hacer otra que ingrese al menos 900. Pero el mexicano Alfonso Cuarón no es un director como la mayoría. Tras triunfar con 'Gravity' (2013), él ha hecho 'Roma', una película de 135 minutos, en blanco y negro, hablada en parte en español y en parte en lengua indígena y cuyo personaje principal es una criada tendente al silencio. También es una película absolutamente maravillosa.

Presentada este jueves en el concurso de la Mostra, 'Roma' retrata un año en la vida de una familia de clase media de Ciudad de México a principios de los 70, y lo hace no tanto para contar una historia con su principio y su final como para dejar que la cámara de Cuarón transite apacible por espacios, y modos de vida, y terremotos, y fiestas, y partos, y cacas de perro –muchas-. El resultado es un fresco de una sociedad y un tiempo de modestia apabullante, y que aun así derrocha serena épica y sutil emotividad.

A pesar de todo ello, Cuarón llegó a la competición de Venecia de rebote, después de que él y su película fueran rechazados para participar en mayo en la del Festival de Cannes. La decisión, por supuesto, no tuvo que ver con criterios artísticos. 'Roma', recordemos, ha sido producida por Netflix. Hay quienes opinan –entre ellos, algunos de quienes mandan en Cannes— que Netflix es el enemigo del cine, y que lo que sus responsables producen no son películas sino algo distinto, de menos valor. Cierto, 'Roma' no es una película; es un peliculón. Y cuando todos esos necios la vean, perderán las ganas de volver a abrir la boca.

0 Comentarios
cargando