Ir a contenido

entrevista

Vanessa Redgrave: "Me cuesta mucho soportar la incompetencia ajena"

La actriz inglesa recibe el León de Oro honorífico en la Mostra de Venecia

Nando Salvà

La actriz británica Vanessa Redgrave, en el Festival de Venecia.

La actriz británica Vanessa Redgrave, en el Festival de Venecia. / Claudio Onorati

No es una entrevistada fácil, por su tendencia a divagar y por su feroz intransigencia frente a preguntas que considere inadecuadas. Y hay que reconocerle que hasta cierto punto se ha ganado el derecho, gracias a una carrera que incluye más de 100 películas y premios de todas las formas y colores. Este miércoles la Mostra de Venecia le otorga uno más, el León de Oro honorífico.

Algunos actores y directores aseguran que recibir un premio honorífico les hace sentirse viejos. ¿Es su caso?

Bueno, que soy vieja es algo obvio, ¿no cree? A mucha gente le incomoda pensar en el pasado. A mí hacerlo solo me parece desagradable si me hace recordar toda la gente querida que he visto morir, o ese terrible ataque al corazón que sufrí y me quitó las ganas de vivir. Pero recordar mis películas y la gente con la que he trabajado me hace muy feliz.

¿Qué mantiene viva su pasión por la interpretación?

Verá, ahora mismo estoy trabajando en una obra teatral llamada 'La herencia' a las órdenes de un genio de la talla de Stephen Daldry, y supongo que con eso la pregunta queda respondida. Trabajar me da la oportunidad de aprender de directores y guionistas magníficos, y actores insultantemente jóvenes llenos de talento. Pero trabajar con gente tan brillante tiene un lado oscuro.

¿Cuál?

Hace que después te resulte difícil tolerar a la gente sin talento. Confieso que me cuesta mucho soportar la incompetencia ajena. A veces te encuentras trabajando al lado de gente incapaz de entender hasta las cosas más sencillas. ¿Es que se acaban de caer de un guindo? Pero debería aprender a ser más comprensiva. Todos deberíamos. Como suele decirse, la paciencia es una virtud raras veces encontrada en una mujer, y nunca en un hombre.

A lo largo de su carrera ha compaginado la actuación con el activismo político. ¿Diría que ambos aspectos de su vida se han nutrido mutuamente?

Francamente, me molesta que me llamen activista. Empezaron a hacerlo en los años 60, cuando se llamaba activistas a los subversivos o los antisistema. ¿Es alguien que promueve el respeto de las leyes sobre derechos humanos un subversivo? ¿Es alguien que defiende la protección de niños, madres y familias en situación de desamparo un subversivo? No lo creo.

El año pasado dirigió el documental 'Sea Sorrow', sobre la crisis de los refugiados. ¿Se plantearía dirigir ficción?

No, me considero una persona muy cuerda y para dirigir películas hay que estar un poco loco. Y gracias a Dios hay gente loca en esta vida. Qué terrible sería el mundo sin Ken Loach Almodóvar Luis Buñuel. Aprendí más de las películas de Buñuel que de todos los colegios a los que asistí.

0 Comentarios
cargando