Ir a contenido

TENÍA 91 AÑOS

Muere Neil Simon, el rey de la comedia

El dramaturgo, autor de 'La extraña pareja' y uno de los más queridos en Broadway, tenía 91 años

Elena Hevia

El dramaturgo Neil Simon, en una imagen de archivo de septiembre de 1994.

El dramaturgo Neil Simon, en una imagen de archivo de septiembre de 1994. / AP / GARY STUART

Neil Simon quizá no sea en España un nombre excesivamente conocido para un público amplio, pero si se añade que es el autor de ‘La extraña pareja’, la cosa cambia. Lo más sorprendente es que ese título que durante décadas representaron en Barcelona Joan Pera y Paco Morán, en un montaje algo alejado  en espíritu del original y que en el cine sirvieron Walter Matthau y Jack Lemon, fue aquí un título incombustible pero el resto de la inmensa producción teatral del escritor neoyorquino no ha tenido apenas pegada en nuestros escenarios. Nada de eso ocurrió en Broadway.

El dramaturgo, cuyo nombre, sinónimo de comedia de éxito, estaba siempre presente en las marquesinas de los teatros de Nueva York en los años 60 y 70, ha fallecido en Nueva York, la ciudad en la que nació, en el Bronx, hace 91 años. Si es conocido en España, 'Extraña pareja' al margen, es por la adaptación cinematográfica de sus obras de teatro, muchas ellas marcadamente autobiográficas: ahí están 'Descalzos por el parque ', 'Plaza Suite', 'El prisionero de la Segunda Avenida' y 'The Sushine Boys' (que en cine se tituló ‘La pareja chiflada). De hecho, Simon hizo sus pinitos escribiendo para cómicos televisivos como Phil Silvers y Sid Caesar y también firmó los guiones de películas como 'Un cadáver a los postres', 'La chica del adiós' (protagonizado por Marsha Mason, una de sus cinco esposas), 'California Suite', 'Un detective barato' y 'Noches en la ciudad', la versión americana dirigida por Bob Fosse de 'Las noches de  Cabiria' de Fellini. 

Si hay que reducir su éxito a cifras hay que decir que los montajes teatrales y musicales de Simon acumularon más de 9.000 actuaciones, que en 1966 tuvo cuatro espectáculos en Broadway funcionando simultáneamente. Por esas fechas llegó incluso a tener un teatro de su propiedad.

Su propia historia 

Simon fue muy querido por el público pero le costó mucho que la crítica valorara sus comedias populares y no fue hasta la década de 1980 cuando ésta tuvo que cantar las virtudes del agridulce retrato de una familia judía de clase obrera (la propia familia de Simon) en su trilogía semibiográfica ‘Brighton Beach Memoirs’, ‘Biloxi Blues’ ('Desventuras de un recluta inocente', en su versión cinematográfica) y ‘Broadway Bound’. 

Se podría trazar un paralelismo entre Neil Simon y Woody Allen porque además de haber empezado  juntos en los años 50 (ahí también estaba Mel Brooks) creando gags para Caesar, ambos relatan la vida urbana y neurótica de la Gran Manzana desde la perspectiva judía. Allen sirve esas historias con un baniz más sofisticado e intelectual y Simon lo hace desde un punto de vista mucho más amable y con más conexión con el hombre de la calle. Eran la cara y la cruz de una misma moneda.

Los premios 

Los Oscar se le resistieron aunque fue nominado en cuatro ocasiones. Ganó tres premios Toni, los Oscar de Broadway, con 'La pareja chiflada' (1965), con 'Biloxi Blues' (1985) y en 1991 la también autobiográfica 'Perdidos en Yonkers', inspirada en su adolescencia cuando, con un padre más fuera de casa que dentro y tras el divorcio de sus padres, tuvo que irse a vivir con unos parientes. Esta obra también le valió un Pulitzer y fue su último gran éxito. 

Fue entonces cuando, en una entrevista en el 'New York Times', aseguró con amargura que el éxito le había degradado. “La crítica piensa que si tienes demasiado, no puedes ser tan bueno”. 

0 Comentarios
cargando