Ir a contenido

enfrentamiento

Aerosmith exige a Trump que deje de usar sus canciones en mítines

Los representantes del cantante Steven Tyler amenazan con llevar al presidente de EEUU a los tribunales si sigue usando temas de su cliente

Álvaro García Benito

Steven Tyler, líder de Aerosmith.

Steven Tyler, líder de Aerosmith. / AP / OSKAR GARCIA

Steven Tyler, cantante de la banda estadounidense de rock Aerosmith, ha tenido un encontronazo con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en el que le ha pedido que deje de usar la música de su banda para fines políticos. La canción ‘Livin’ on the edge’ sonó en un mitin en Charleston, West Virginia, esta semana.

Los abogados de Tyler han enviado una carta a la oficina de Trump en la que argumentan: "El señor Trump está creando la falsa impresión de que nuestro cliente ha dado su consentimiento para el uso de su música, e incluso que él apoya la presidencia de Trump". Además, añaden: "El señor Trump no tiene ningún derecho para usar el nombre, la imagen o la voz de nuestro cliente, sin su permiso expreso por escrito".

Los representantes de Tyler exigen a Trump que responda en 24 horas, de lo contrario llevarán el caso a los tribunales.

La polémica se ha hecho visible cuando el cantante y compositor ha expresado en Twitter su descontento por el uso de sus canciones y, más allá de este caso concreto, por la falta de recursos que tienen los músicos para defenderse.

"Esto no va de Demócratas contra Republicanos. No dejo que nadie use mis canciones sin mi permiso. Mi música es para causas, no para campañas políticas o mítines. Proteger a los compositores es algo por lo que he estado luchando desde antes incluso de que la Administración actual tomara el cargo", ha señalado en su cuenta.

Esta no es la primera vez que Tyler y Trump han tenido un rifirrafe por los derechos de una canción. ‘Dream On’, conocido tema de Aerosmith, sonó durante la campaña electoral del 2015 del actual presidente. Después de eso y a petición del artista, los derechos de reproducción fueron eliminados, pero el presidente de Estados Unidos, tuiteó: "Aunque tengo los derechos para usar la canción de Steven Tyler, me pidió que no lo hiciera. ¡Tengo una mejor para ocupar su lugar!... Steven Tyler consiguió más publicidad con su petición que la que ha conseguido en 10 años. ¡Bien por él!".

La carta que los abogados han enviado esta semana a Trump añade: "Exigimos a las sociedades de interpretación pública del señor Tyler que pusieran fin a las licencias que le concedieron en el 2015 en relación a la canción ‘Dream On’ y cualquier otra composición musical escrita o coescrita por el señor Tyler. Como tal, no tenemos conocimiento de ninguna licencia de interpretación o ejecución pública que aún exista que le otorgue al señor Trump el derecho a utilizar su música en relación con los mítines o cualquier otro propósito".

No es el único

Tyler no es el único artista que se ha enfrentado a Trump por los derechos de sus canciones. A Neil Young no le sentó nada bien que el polémico presidente de Estados Unidos usara su conocida canción ‘Rockin’ in the Free World’ en su candidatura a la primarias republicanas.

Pero, como en el caso de Aerosmith, el presidente no se achanta ante nadie y acusó de hipócrita a Young en un tuit donde indicaba que el propio compositor le ofreció su canción, y además adjuntó una foto con el músico después de su propuesta.

Esto desencadenó una serie de declaraciones de artistas que pidieron, de forma más o menos educada, que el presidente Trump dejara de usar su música. Entre ellos encontramos a gigantes como REM, Rolling Stones, Twisted Sister, Elton John (que le sugirió la posibilidad de usar canciones de Ted Nugent, un artista que seguro que estaría de acuerdo con su ideología), Queen, la familia de George Harrison, la de Luciano Pavarotti o Adele. Toda una retahíla de personajes conocidos que demuestran tener poca simpatía por el actual presidente de Estados Unidos.

Temas: Música