Ir a contenido

música en directo

Los festivales de verano siguen su imparable aumento de espectadores

Pese a la gran abundancia de muestras musicales, las grandes citas de Catalunya han logrado cifras de récord este estío

Grace Chávez

La actuación de Sting & Shaggy fue una de las que agotó entradas en la edición del Cap Roig Festival de este año.

La actuación de Sting & Shaggy fue una de las que agotó entradas en la edición del Cap Roig Festival de este año. / FERRAN SENDRA

Catalunya cuenta con un panorama musical en el que hay festivales de verano para dar y regalar, de modo que se podría pensar que las muestras tienen dificultades para diferenciarse. Nada más lejos de la realidad: finalizada la temporada de la mayoría de los eventos, las cifras de balance demuestran que el éxito no hace más que crecer.  

Los tres festivales veraniegos más destacados de Catalunya, Porta Ferrada, el Castell de Peralada Cap Roig, todos en el Empordà, han continuado creciendo en esta edición, aunque aseguran que no son los números su prioridad sino la calidad de la programación. Porta Ferrada ha cerrado con 9.000 espectadores más que el año pasado y Peralada con un incremento de 500 asistentes, mientras que Cap Roig, a la espera de la actuación final del 22 de agosto a cargo del italiano Andrea Bocelli, confirma que ha tenido un aumento significativo de público. La muestra de Calella de Palafrugell habrá ofrecido al cierre de su 18ª edición un total de 29 actuaciones, la cifra más elevada de su historia, de las cuales 21 habrán agotado las entradas.

Actuación de Luis Miguel en el Cap Roig Festival / José Irun

Exclusivas

"Tratamos de diferenciarnos con nuestras propuestas -destaca Iñaki Martí, director de Porta Ferrada, que se celebra en Sant Feliu de Guíxols-. De las 12 actuaciones internacionales, solamente ha habido una que se podía ver fuera de nuestro festival, las otras 11 eran exclusivas nuestras. Lograr esto en la liga del pop y el rock es más difícil, pero aun así hemos tratado de alejarnos de lo cantado: Estopa ha hecho un concierto solo en Sant Feliu, Jack Johnson igual y somos el único festival en el que ha actuado Ricky Martin".

Estopa durante su actuación en Porta Ferrada  / XAVIER CASALS 

"El objetivo no es crecer sino mantener la calidad de las propuestas, que es lo que nos otorga la excelencia -señala Oriol Aguilà, director de Peralada-. Nuestra apuesta es la producción propia y conseguir que estas producciones luego se vean en otros escenarios. Por ejemplo el próximo enero la 'Madama Butterfly' que estrenamos en el 2017 va a representarse en la Royal Opera House de Muscat, en Omán. La filosofía es hacer marca propia internacional del festival". 

A caballo entre Roses y Castelló d'Empúries se celebra el festival Sons del Món, que con solo una propuesta más a el programa que el año pasado ha obtenido un 10% más de espectadores, un total de 22.498. "Pienso que la clave está en combinar artistas internacionales como Gloria Gaynor y Michael Nyman; cantantes nacionales de la talla de Sergio Dalma y Antonio Orozco, y formaciones catalanas con un fuerte tirón popular como Els Catarres, Joan Dausà y Sau30”, destaca el director Xavi Pascual.

Escenarios estelares

La peculiaridad de esta cita recae en la voluntad de maridar vinos de la D. O Empordà con música. "Para cada artista que actúa seleccionamos un vino que es ideal para beber mientras estás viendo la actuación. Es una propuesta con mucho éxito", indica Pascual, que remarca que les gustaría aumentar el número de actuaciones pero manteniendo los espacios con los que cuentan ahora mismo -y que, según Pascual, son "cabeza de cartel"-: la ciudadela de Roses y la basílica gótica de Santa Maria, en Castelló d'Empúries.

Por otro lado, seis de las actuaciones del veterano Festival de Torroella de Montgrí han agotado entradas y la directora Montse Faura valora esta 38ª edición de forma positiva "a nivel de calidad y resultados artísticos, con propuestas singulares y apostando por grandes nombres de la clásica". 

Más al sur, en Pineda de Mar (Barcelona), al ARTS d’Estiu le quedan dos actuaciones para colgar el cartel de cerrado pero ya ha superado ampliamente los 13.000 asistentes que registró el año pasado. En esta octava edición ha contabilizado hasta ahora 20.000 asistentes, una cantidad que se explica en buena medida por al aumento del número de actuaciones, cuatro más que en el 2017. "Nacimos en el 2011 y por aquel entonces ya se decía que había un exceso de festivales. Pese a ello tratamos de distinguirnos de los demás haciendo honor a nuestro nombre, tratando de mostrar todas las artes posibles", explica Xevi Gómez, director de la muestra. Este verano, además de conciertos de cantantes destacados como Pastora Soler, Juanes y Salvador Sobral, han contado con la bailaora Sara Baras o diversos humoristas.

Para niños

"Hemos crecido cada año y eso implica cambiar de espacio. Empezamos con actuaciones en el Teatre de Pineda de Mar, que tiene una capacidad de 200 personas, y hemos acabado en Can Fuster, donde caben hasta 3.500 espectadores", comenta. Además, han contado con un espacio nuevo en el Complex Esportiu Can Xaubet, donde tuvo lugar uno de los conciertos de la gira de Operación Triunfo 2017.

"Nuestros planes de futuro son concentrar todos los espectáculos en el mes de agosto para llegar a un público más comarcal y nacional y mejorar la oferta gastronómica. También estamos pensando en incluir una oferta infantil, algo así como un ARTS d’Estiu Kids", remarca González.

0 Comentarios
cargando