Ir a contenido

Reconocimiento

Buenos Aires nombra a Imanol Arias 'Huésped de Honor'

El actor dijo que se siente en la nación sudamericana "exactamente como si fuese su país", y subrayó que a España y Argentina las une la lengua, "la patria común"

EFE

Imanol Arias durante el acto en el que ha sido nombrado Huésped de Honor de la ciudad de Buenos Aires (Argentina).

Imanol Arias durante el acto en el que ha sido nombrado Huésped de Honor de la ciudad de Buenos Aires (Argentina). / Javier Caamano / EFE

Buenos Aires nombró el jueves Huésped de Honor al actor español Imanol Arias, quien se encuentra en la ciudad protagonizando una obra de teatro y ha rodado y actuado en varias ocasiones en Argentina desde hace 35 años.

La distinción fue entregada en un acto en el centro de la capital argentina, en la que Arias declaró a Efe: "Me sentía muy porteño, siempre lo he dicho, y este es un acto de generosidad y reconocimiento que me anima a seguir diciendo que pertenezco mucho a Buenos Aires y seguiré llevándola en mi corazón".

Por su parte, el ministro de Cultura de la ciudad, Enrique Avogadro, destacó que el galardón había sido votado por unanimidad por la Legislatura de la ciudad, y aseguró que para Buenos Aires, "una de las capitales teatrales del mundo", es un "orgullo" contar con el actor y que este tiene con la ciudad un "vínculo que se remonta muchísimos años".

Amado por los argentinos

El ministro porteño apuntó que Arias es "una persona muy querida por todos los argentinos, no solo por el teatro sino también por el cine y la televisión".

Imanol Arias, que hizo su última obra teatral en Buenos Aires hace 24 años, ha vuelto a los escenarios con "La vida a palos", una función que cuenta la historia de un hijo y su padre y en la que el flamenco tiene un papel esencial. Fue estrenadael pasado 5 de julio y en septiembre llegará a Barcelona.

El protagonista de "Cuéntame cómo pasó" llegó por primera vez a Argentina en noviembre de 1983 para rodar "Camila", de María Luisa Bemberg, estrenada en 1984.

Según recuerda el actor, Argentina era un país "con mucho dolor" tras la dictadura, pero "muy feliz" porque acababa de recuperar la democracia.

El 10 de diciembre de ese año, día en que comenzó el rodaje del filme, asumió el mandato presidencial Raúl Alfonsín, quien llegó a recibirle, explicó Arias.

Siente a Argentina como su país

El actor dijo que se siente en la nación sudamericana "exactamente como si fuese su país", y subrayó que a España y Argentina las une la lengua, "la patria común".

Además, al hablar de su buena relación con el país austral y sus problemas fiscales y las críticas recibidas en España por esta cuestión, bromeó al afirmar: "En los países que visitamos solamente tenemos menos posibilidades de cagarla".

"En la refriega diaria de tu país todos los pequeños conflictos que puedas plantear están más presentes, pero desde hace un tiempo me he dado cuenta de que la gente te quiere, y si te quiere tiene derecho a criticarte", señaló Arias, y añadió que lo opuesto de la libertad de expresión no es "meterse con el que opina ni criticar lo que dice", sino "no hacer caso".