Ir a contenido

Danza clásica

El ballet, desde dentro

Alumnos de prestigiosas escuelas internacionales se preparan en el Institut del Teatre para un espectáculo en el Liceu

Los ensayos del IBStage estarán abiertos al público a partir del lunes

Grace Chávez

Es el segundo año que el bailarín Víctor González, estudiante del English National Ballet School, participa en el IBStage.

Es el segundo año que el bailarín Víctor González, estudiante del English National Ballet School, participa en el IBStage. / PAULA GONZALEZ

En una de las aulas del Insitut del Teatre de Barcelona se escucha una voz pausada diciendo: “Assamble again”. Es el profesor de ballet Elías García, que ordena con suavidad la repetición de uno de los pasos a sus alumnos durante una de las clases del curso de verano IBStage; no le hace falta decirlo dos veces porque los alumnos cuadran los hombros inmediatamente y se mueven todos a la vez con una coordinación casi perfecta. Están allí para perfeccionar sus pasos. “Piroutte”, dice García, y las gotitas de sudor salen despedidas de las frentes de los bailarines mientras giran. “Elías ha bailado con el Ballet de Montecarlo y fue alumno de la gran María de Ávila, que es la más destacada 'ballet master' que España ha dado”, comenta Leo Sorribes. Él es el director del Ballet de Catalunya y del IBStage, un espacio donde jóvenes talentos del ballet, de entre 13 y 25 años, procedentes de escuelas tan prestigiosas como el Royal Ballet de Londres y La Scala de Milán, acuden a entrenar con profesores de renombre.

Esta es su décima edición y cuenta con la participación de docentes como Samira Saidi, directora de danza de la English National Ballet School, y Xiomara Reyes, directora de la Washington Ballet School y exbailarina principal del American Ballet Theater. Durante tres semanas los participantes se ponen en forma con clases que les mantienen ocupados casi todo el día. El esfuerzo invertido se exhibe en una gran gala que tendrá lugar el 1 y 2 de septiembre en el Teatre del Liceu y en la que los jóvenes comparten escenario con bailarines profesionales como Miriam Ould Brahm, 'etoile' de la Opera de París; Polina Semionova, primera bailarina del Berlin Staatsoper, y Aaron Robinson, primer bailarín del English National Ballet.  

Visita guiada

A partir del lunes, 20 de agosto, se podrán presenciar de forma gratuita los ensayos generales para la gala, en el Institut del Teatre, a partir de las 16 horas, con un guía que explicará los detalles necesarios para comprender la esencia de esta danza clásica. “Buscamos que la gente aprenda un poco más sobre el ballet para que la próxima vez que vayan a ver un espectáculo sepan valorarlo con ojo crítico”, remarca Sorribes. Las diferentes clases a las que acuden los alumnos también admitirán visitas, de 10.30 a 18 horas.

Es el segundo año que el barcelonés Víctor González participa en este programa. “En verano las escuelas cierran y los cursos de verano como el IBStage nos permiten continuar preparandonos”, explica el estudiante, que afronta su último año en la English National Ballet School. “Lo más interesante es poder actuar en la gala junto a grandes estrellas. El año pasado actuamos en el Teatre Grec y fue increíble bailar delante de tanta gente al aire libre”, comenta González.

Eileen Kim ha viajado desde Seúl para participar un año más en el IBStage y así mantenerse en forma para la siguiente temporada en el Universal Ballet, la segunda compañía más importante de Corea del Sur. “Creo que las jornadas de puertas abiertas servirán para acercar el ballet a aquellas personas que quieran saber más sobre esta danza, así podrán ver todo el esfuerzo y la dedicación que requiere”, destaca Kim. Para ambos estudiantes el IBStage no solo es un lugar de entrenamiento también es una puerta abierta a oportunidades laborales, ya que a las galas asisten directores de escuelas internacionales que buscan nuevas estrellas.

Eileen Kim forma parte de la Universal Ballet, la segunda compañía más destacada de Corea del Norte. / Paula Gonzalez 

Compañías rusas mediocres

Será la primera vez que la compañía, fundada por Leo Sorribes y Elías García, se presente en el Liceu y lo hará con una coreografía diseñada por Sorribes (‘Fast Avance’), en la que participarán alumnos del IBStage. Para el director esta actuación es muy importante porque opina que es una forma de reivindicar la importancia del ballet. “El Gobierno no se ha interesado por fomentar esta parte de la cultura. Deberían presionar a aquellos teatros que cada año acogen compañías rusas que representan versiones de baja calidad del 'Lago de los cisnes'”,  opina Sorribes. 

Temas: Liceu Danza

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.