Ir a contenido

intérprete encasillada

El terror llama sin parar a la puerta de Belén Rueda

La actriz se ha erigido en la reina del género en España, aunque por físico y estilo se aleje de las divas anglosajonas o italianas

Quim Casas

Belén Rueda, en El orfanato.

Belén Rueda, en El orfanato.

Antes de protagonizar 'El orfanato' (2007), particular recreación de las historias clásicas de fantasmas y viejos caserones a cargo de J. A. Bayona, Belén Rueda era conocida por su participación en la teleserie 'Los Serrano' (2003-2008). Había hecho ya una probatura cinematográfica con el melodrama 'Mar adentro' (2004), de Alejandro Amenábar. Bayona la convirtió, quizá sin pretenderlo, en la sufrida heroína del remozado cine de horror español de la última década. Porque a pesar de haber realizado incursiones en la comedia con 'La noche que mi madre mató a mi padre' y 'Perfectos desconocidos', Belén Rueda es hoy la reina del terror español, aunque por físico y por estilo de interpretación se aleje de las divas anglosajonas o italianas del género.

El thriller psicológico 'Los ojos de Julia' (2010) marcó el terreno, ya que además su director, Guillem Morales, horadaba territorios cercanos a los de Bayona. La cadena siguió con 'El cuerpo' (2012), dirigida por el guionista de 'Los ojos de Julia', Oriol Paulo, aquí en torno a la desaparición de un cadáver. Ha repetido el concepto en dos nuevos ejercicios de horror sobrenatural, 'El pacto' y la producción uruguaya aún inédita 'No dormirás'. Belén Rueda muestra en todas una buena capacidad para ser heroína doliente o ambigua, frágil o misteriosa. El terror llama a su puerta.

0 Comentarios
cargando