Ir a contenido

cine de culto al aire libre

Gandules: las hamacas más cotizadas de Barcelona

Las sesiones de películas raras que ofrece el CCCB son ya un clásico cultural del verano barcelonés

Natàlia Queralt

Asistentes a la sesión del ciclo Gandules del martes pasado, en el CCCB.

Asistentes a la sesión del ciclo Gandules del martes pasado, en el CCCB. / LAURA GUERRERO

Se abren las puertas del Pati de les Dones a las 20.15 horas, aunque la sesión no empieza hasta las 22.00. Los más puntuales o, mejor dicho, quienes sí o sí desean disfrutar de la película acomodados en las famosas hamacas comienzan a ocupar los mejores sitios. "Prohibido reservar asiento", aunque muchos ponen la mochila en la hamaca contigua a la espera de que lleguen sus amigos. El ciclo de cine de verano del CCCB es un clásico del mes de agosto en la ciudad que este año celebra su 16ª edición y, cuando acudes, te das cuenta de por qué se llama Gandules. Las hamacas son los sitios más codiciados, y no es para menos. Aunque la temática inquietante de esta edición no invita precisamente a relajarse y a dejarse llevar.

El ciclo 'Cinema il·luminat: màgia, lisèrgia i ocultisme' ha sido comisariado por la crítica de arte Mery Cuesta, experta en ocultismo, sociedades secretas y arte 'outsider'. Las proyecciones abordan el concepto inicial del cine como experiencia mágica, que se puede complementar con una visita a la exposición 'La llum negra', abierta en el CCCB hasta el 21 de octubre. "Es una experiencia cinéfila al aire libre, a la que se añade la posibilidad de comer, beber y compartir la película en comunidad, sin tener que estar estrictamente en silencio", explica Àngela Martínez, responsable de audiovisuales del CCCB. "Esta es una de las actividades en las que tenemos más público local. Hay quienes son seguidores habituales de nuestras propuestas, pero una gran parte de los asistentes son personas que viven en Barcelona y les convence el plan", añade.

El concepto de cine al fresco es un lugar común que se podría discutir, porque la mayoría de los días no se puede decir que corra el aire. Sin embargo, la mezcla de ingredientes de esta experiencia sigue convenciendo a los locales, y a algunos turistas que acuden a la sesiones del CCCB atraídos por una programación rara y de calidad, que además se ofrece en un entorno seductor. Cuando son las diez y empieza la proyección, todos los asientos están ocupados y el público ya tiene las pizzas y cervezas compradas en la barra habilitada a tal efecto. "Para los ciclos de verano nos centramos en temáticas que consideramos atractivas. Queremos abrir el CCCB a la gente para que se animen a venir también el resto del año”, afirma Martínez. Y, sin duda, les funciona. Una cuidadosa selección de películas de calidad en un entorno emblemático y con buena compañía: una velada ideal. Y, si la climatología regala una noche al fresco, el plan no puede ser más exquisito.

Próximas sesiones

Este jueves se proyecta la película 'Arrebato' del director Iván Zulueta, una obra de referencia del cine experimental español. El próximo martes, 21 de agosto, se dedicará a la película de culto del cine psicotrópico europeo 'El hombre de mimbre' dirigida por Robin Hardy; el miércoles, 22, 'Ganja & Hess' del director americano Bill Gunn combinará el cine experimental y el terror desde la perspectiva afroamericana y, en la última sesión de esta edición, se proyectara la deliciosa 'The Love Witch' dirigida por Anna Biller, que esconde un mensaje feminista en un film aparentemente romántico-fantástico.

Temas: CCCB

0 Comentarios
cargando