Ir a contenido

estreno cinematográfico

Denzel Washington vuelve a tomarse la justicia por su mano en 'The Equalizer 2'

El actor rompe su promesa de no hacer secuelas y encarna de nuevo al justiciero urbano Robert McCall a las órdenes del director Antoine Fuqua

Beatriz Martínez

Denzel Washington y Antoine Fuqua, en Madrid, esta semana.

Denzel Washington y Antoine Fuqua, en Madrid, esta semana. / JOSE LUIS ROCA

Denzel Washington siempre había alardeado de no haber participado en ninguna franquicia ni de haber hecho una secuela. Sin embargo, con 'The Equalizer 2' ha roto su propia promesa y ha vuelto a encarnar al justiciero urbano Robert McCall. Y es que en ambas películas el actor ha sido capaz de aunar sus dos facetas favoritas: héroe de acción y buen samaritano preocupado por defender la causa de aquellas personas oprimidas dentro de la sociedad actual.

Volver a trabajar con Antoine Fuqua también ha tenido mucho que ver con su decisión de repetir personaje. Washington siempre se ha mostrado extremadamente fiel a algunos de los directores con los que ha trabajado, conformando tándems imbatibles, como el que lo unió a Spike Lee al principio de su carrera en películas de marcado tono reivindicativo como 'Malcolm X'. Con Tony Scott, antes de su fallecimiento, firmó cinco películas y con Fuqua ya van por la cuarta colaboración desde que se conocieran en 'Training Day' (2001) por la que el actor ganó el Oscar.

"Me sigue sorprendiendo su capacidad a la hora de trabajar, tiene la necesidad de mejorar todo el tiempo, como si no fuera Denzel Washington", cuenta el director en su visita a Madrid para presentar la película. "Trabaja muy duro y mi relación con él está basada en la confianza porque somos amigos. Me gusta mucho como ser humano".

Escenas de acción brillantes

Si la primera parte destacó por sus brillantes 'set-pièces' de acción, milimétricamente coreografiadas, esta continuación, además de contener algunas brillantes escenas que recuperan el espíritu de los 'thrillers explotation' de los años setenta, se vuelve mucho más introspectiva. "Me gusta mucho una frase que dice que el viaje más difícil es el de vuelta a casa", continúa Fuqua. "Aquí McCall tendrá que librar una batalla interna contra sus demonios".

En 'The Equalizer: El protector' (2014) muchos se cuestionaron si la violencia era una forma de solucionar los problemas y por la ambigüedad moral que lleva implícito el hecho de que alguien decidiera tomarse la justicia por su mano. "Por desgracia vivimos en un mundo violento", dice Denzel Washington. "No conozco ningún país que no haya escrito su historia con sangre".

A Fuqua le parece que el problema de las armas en Estados Unidos requeriría de una solución inmediata. "En Chicago hubo un tiroteo hace poco, murieron 12 personas y la mayoría estaban por debajo de los 20 años. Aunque el mayor problema en mi país es la propia Casa Blanca".

La importancia de la educación

Además de defender causas justas en su tiempo libre, Robert McCall también ayudará en la película a un joven a salir de los bajos fondos y del submundo de la droga. Y lo hará a través del traspaso de conocimientos y de la literatura. "La educación lo es todo, sin ella estaríamos perdidos. Es lo que les digo a mis hijos, sin educación no es posible mantener el rumbo de nuestras vidas", señala Washington.

Por eso en 'The Equalizer 2' se lee 'En busca del tiempo perdido', de Marcel Proust, y 'Entre el mundo y yo', de Ta-Neishi Coates. "Es un libro sobre el que hablamos mucho Denzel y yo", dice Fuqua. "Nos parecía oportuno integrarlo en la película para que el joven afroamericano entendiera cuál es su situación actual en Estados Unidos, a medio camino entre la aceptación y el rechazo".

El director piensa que su país se ha convertido en caldo de cultivo para las injusticias y hace referencia a lo que está ocurriendo con los inmigrantes latinos. En cuanto a Denzel, echa la culpa a la era informativa en la que vivimos. "Antes ocurrían cosas terribles, pero no nos enterábamos". El actor prefiere no mojarse en ningún tema delicado. Ni Trump, ni el racismo, ni el #MeToo. Reconoce que ni siquiera va al cine, que no le interesa, pero sí que fue a ver 'Black Panther': "Es la película más importante del año, me gustó", sentencia.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.