Ir a contenido

producciones propias

Peralada se vuelca en el barroco con dos óperas de Händel

El festival ofrece 'Rinaldo', de la mano del contratenor Xavier Sabata, y 'Acis y Galatea', dirigida por Rafael R. Villalobos

Grace Chávez

De izquierda a derecha, Rafael R. Villalobos, Xavier Sabata, Fausto Nardi y Dani Espasa.

De izquierda a derecha, Rafael R. Villalobos, Xavier Sabata, Fausto Nardi y Dani Espasa. / MIQUEL GONZÁLEZ DE LA FUENTE

La presente edición del Festival Castell de Peralada contará con dos veladas protagonizadas por óperas del compositor Georg Friedrich Händel, que juntas darán lugar a lo que el director de la cita, Oriol Aguilà, denomina una “fiesta barroca”. La primera es ‘Rinaldo’ (5 de agosto), una de las obras destacas de Händel, dirigida por el contratenor Xavier Sabata, que también ocupará el papel protagonista y que, según el director del festival, ha “inspirado la presencia del barroco en Peralada”. La segunda es ‘Acis & Galatea’ (8 de agosto), dirigida por Rafael R. Villalobos, que debuta este año en la muestra musical, y protagonizada por el tenor Roger Padullés.

Aguilà destaca que ambas producciones -igual que ‘La Flauta Mágica’, otro de los espectáculos de Peralada- son de “producción propia, atendiendo al sello de kilómetro cero que caracteriza al festival”.  

Sobre las dos óperas, Villalobos comenta que “forman una muestra de lo que es la música de Händel y escuchándolas uno llega a comprender la grandiosidad del talento del compositor”.

‘Rinaldo’, una ópera de tres actos, se representará en la Iglesia del Carme, a las 20 horas. Sabata -que ya ha formado parte en varias ocasiones del festival, una de ellas con el espectáculo ‘Alejandro Magno, el hombre que conquistó el mundo’- se ha decantado por la versión de 1731, que, a diferencia de otras como la de 1711, no ha sido interpretada en España. “Es una versión muy interesante, no le falta nada. La gran diferencia es el color de las voces, que no son tan agudas, y esto la humaniza a nivel tímbrico”, explica el contratenor catalán.

La “exhaustiva búsqueda”, indica Sabata, para encontrar todos los colores de voz ha dado como resultado la participación de la soprano Núria Rial, la contralto Hilary Summers, la mezzosoprano Mary-Ellen Nesi, el tenor Juan Sancho y el barítono Josep-Ramon Olivé. 

Sobre la representación, Sabata resalta el tratamiento del espacio desde un punto de vista teatral. “Es un concierto pero con una manera más relajada de utilizar el espacio porque se trata de una ópera larga, dura tres horas. Por eso quisimos crear una velada distendida donde se entendiese muy bien el hilo argumental. No pensamos en una puesta en escena como tal sino en una forma de organizar un concierto en el que la narrativa a nivel de argumento quedase muy clara para el público. El poder utilizar los elementos de la iglesia nos ha venido muy bien al tratarse de una historia de templarios”, comenta.

A cargo de la dirección musical se encuentra Dani Espasa, que ya ha dirigido al contratenor catalán en otras ediciones del festival y que este año comandará la orquesta barroca Vespres d’Arnadí en ‘Rinaldo’. 

‘Acis & Galatea’: naturaleza musicalizada

Rafel R. Villalobos debuta en Peralada como director y diseñador de vestuario en una de las obras más célebres de Händel: ‘Acis & Galatea’. La representación tendrá lugar en el Claustre del Carme, a las 22 horas, y también contará con la música de la orquesta Vespres d’Arnadí, esta vez dirigida por el italiano Fausto Nardi.

Además del tenor Roger Padullés, que da vida a Acis, la obra también cuenta con la soprano Lucía Martín-Carton (Galatea), el tenor Víctor Sordo (Damon), el contratenor Hugo Bolívar (Coridon) y el barítono Josep-Ramon Olivé (Polyphemus). “El hecho de que los cinco intérpretes se repartan todos los número musicales, lejos de ser un problema es un gran desafío: se trata de darle un sentido dramatúrgico a esta obra”, comenta Villalobos.

El director remarca su interés respecto a la representación musical de la naturaleza que llevó a cabo Händel en esta obra. “Con Emanuele Sinisi, el escenógrafo, teníamos muy claro que queríamos trasladar esta visión a un medio aséptico, siempre utilizando la estructura del claustro y la idea de que los intérpretes fuesen a la vez solistas”, explica Villalobos. También menciona la presencia del tratamiento psicológico de la violencia que rodea al personaje de Galatea.

0 Comentarios
cargando