Ir a contenido

CRÓNICA

Alfred García, inicio de gira en un entorno solidario

El finalista de 'Operación Triunfo' era la presencia más esperada de la primera jornada del SHARE Festival

Juan Manuel Freire

Alfred García, en su actuación en el SHARE Festival.

Alfred García, en su actuación en el SHARE Festival. / MARTI FRADERA

El festival de 'música y solidaridad' SHARE Festival, en el que se combina pop luminoso con llamadas a la defensa de causas justas, abrió el viernes su primera edición, que acabará este, sábado, en el Poble Espanyol, con las actuaciones de Gemeliers, Abraham Mateo o Rita Ora.

SHARE es el entorno comprometido, con carpas de Cruz Roja, el Jane Goodall Institute o Proactiva Open Arms, que eligió Alfred García para arrancar la gira de '1016', primer disco cuyo título hace referencia a su número de casting en 'OT'. Es decir, el del Prat de Llobregat no oculta el motivo de su fama súbita. 

Era la más presencia más esperada de la jornada, como atestiguaba la gran cantidad de camisetas 'homemade' con su nombre que se vieron entre el público. Un club de fans bastante apretujado ante el escenario en lo más crudo del bochorno vespertino. Solución de la organización: divinos disparos de pistolas de agua. Maná.

Versiones y originales

El finalista de 'OT' y concursante (con su compañera Amaia) de Eurovisión 2018 llegó respaldado por una banda rock robusta y casi exuberante: dos guitarras además de la suya, trompeta, saxo… Empezó con su versión de 'Insurrección' de El Último De La Fila, pero lo que a él le hacía ilusión era presentar los temas de '1016'. Entre ellos, uno tan Leiva como 'Que nos sigan las luces', el ya antiguo 'She looks so beautiful' o un 'Londres' de marcado acento 'beatle'.

García mostró actitud más rock que pop, cultivando el gesto épico y dando permiso a los músicos para desbocarse en solos. Cuando se acercó al 'Can’t stop the music' de Rihanna, rebajó el talante hedonista de la canción. Nada de One Direction, pero sí 'Sign of the times', de Harry Styles. Y 'Maldita dulzura' de Vetusta Morla, quienes según García son ejemplo de las "letras de verdad".

Un 'hit' multiplicado por tres

Más descaradamente pop es la propuesta de Álvaro Soler, autor e intérprete de canciones luminosas y ligeras, diseñadas al milímetro para arrasar en la radio o colarse en anuncios. La ligereza es un arte difícil que Soler domina. Además, se palpa un interés serio y amplio por la música: 'Que pasa' delató una influencia soul bien asimilada, y su versión del 'Tuyo' de Rodrigo Amarante fue fiel a la sutileza del original. Una amiga de su período berlinés, Queen Alaska, le acompañó para 'Libre', pero curiosamente Morat (también ahí para el festival) no aparecieron para 'Yo contigo, tú conmigo', que también sonó en versión remix de B-Case.

Morat prefirieron tocarla solos (es decir, el 'hit' cayó tres veces) en su propia actuación, que arrancaron con 'Mi nuevo vicio', su determinante single con Paulina Rubio. El público se sabía todas las canciones del grupo pop colombiano, singles o no. Y sabía reconocerlas desde el primer acorde. Maná tienen serios competidores en el terreno del pop latino con motivos sentimentales.

0 Comentarios
cargando