Ir a contenido

CRÍTICA DE CINE

'Mamma mia! Una y otra vez': mejor que la cara A

Es innegable que 'Mamma mia! Una y otra vez' es ligeramente mejor que su predecesora aunque, de nuevo, asumir eso no es lo mismo que catalogarla como buena

Nando Salvà

Tráiler de Mamma Mia!: Una y otra vez  (2018)

item

Mamma mia! Una y otra vez ★★

Título originalMamma mia! Here we go again

Dirección: Ol Parker

Reparto: Lily James, Amanda Seyfried, Dominic Cooper, Pierce Brosnan

Países: Gran Bretaña / EEUU

Duración: 114 minutos

Año: 2018

Género: Musical

Estreno: 20 de julio del 2018

Está claro que 'Mamma mia!' (2008) no necesitaba una continuación; y no porque fuera una película terrible, aunque lo era –en todo caso ganó muchísimo dinero, así que eso da igual-, sino porque en ella ya se incluían casi todos los himnos del catálogo de ABBA. Para solventar ese inconveniente, los responsables de 'Mamma Mia! Una y otra vez' han decidido reutilizar sin reparos algunos de los más grandes hits ya explotados en esa predecesora para dar lustre a un relato –o algo parecido— que en realidad se arma a partir de varias de las canciones menos célebres del grupo sueco. Quizá no haga falta aclarar el motivo por el cual estas últimas ni son conocidas ni tuvieron cabida en la cara A: son medianías.

En cualquier caso, es innegable que 'Mamma mia! Una y otra vez' es ligeramente mejor que su predecesora aunque, de nuevo, asumir eso no es lo mismo que catalogarla como buena. En esta ocasión las melodías y su temática al menos están mínimamente integradas en la historia, y si en la primera película coreografía y el montaje parecían específicamente diseñados para esconder las carencias vocales de los actores, en esta ocasión los números musicales son claramente más sofisticados. El humor es más efectivo y, pese a que el final feliz en ningún momento es puesto en duda, el director Ol Parker hasta se permite destellos de reflexión sobre la soledad y la pérdida.

Por otra parte, eso sí, Pierce Brosnan sigue siendo el peor cantante del mundo, y requisito indispensable para disfrutar la película es aceptar que nada de lo que en ella se nos explica tiene sentido o lógica algunos. ¿Cómo es posible, por ejemplo, que el personaje interpretado por Cher sea la madre del encarnado por Meryl Streep? Aunque también es verdad que esa pregunta se responde con otra: ¿por qué iba eso a importar a los fans?

0 Comentarios
cargando