Ir a contenido

DENUNCIA DE UNA ACTRIZ

Un colectivo pide la dimisión de Lluís Pasqual como director del Lliure por "despotismo"

Dones i Cultura alerta del trato del director artístico del teatro a los trabajadores y abren un buzón para recibir denuncias

Pasqual evita hacer declaraciones al tratarse de acusaciones anónimas

Lluís Pasqual, en la presentación de la temporada 2018-19 del Lliure.

Lluís Pasqual, en la presentación de la temporada 2018-19 del Lliure. / AINA MARTÍ

El colectivo Dones i Cultura, formado por más de 800 profesionales culturales, han exigido este miércoles la dimisión de Lluís Pasqual como director del Teatre Lliure de Barcelona después de que una de las actrices de la compañía del espacio reprochara su "despotismo" a la hora de trabajar, especialmente con las mujeres. Desde el Lliure han anunciado que Pasqual "no hará declaraciones, ni emitirá comunicado alguno". Al tratarse de "denuncias anónimas" prefiere no contribuir a magnificar el tema, explican fuentes del teatro.

Las redes sociales se habían hecho eco del malestar que la renovación Pasqual al frente del Lliure había suscitado en determinado sector. Todo empezó el 29 de junio, día del anuncio y presentación de la próxima temporada, con un contundente mensaje crítico en Facebook de Andrea Ros, actriz que formó parte de la compañía joven del teatro y que trabajó a las órdenes de Pasqual en 'El Rei Lear', de Shakespeare.

Los actores históricos del Lliure conocen a Pasqual desde hace años, valoran su calidad artística y no cuestionan su personalidad. Las nuevas generaciones, en cambio, no parecen dispuestas a aguantar según qué trato. Y todo esto ocurre a las puertas de una renovación de los Estatutos del Lliure que, entre otras cosas, impulsará la reforma para elegir al director artístico por concurso. 

Según ha informado este miércoles el colectivo Dones i Cultura en un comunicado, las críticas sobre su trato vejatorio hacia sus trabajadoras y trabajadores son "sistemáticas" y han sido una constante en los espacios de trabajo y encuentro del propio colectivo.

Asímismo, afirman que todo el mundo conocía sus formas de trabajar "despóticas", y que como colectivo feminista no permitirán que "se mantenga en posiciones de responsabilidad a personas que maltratan a otras aprovechando su relación de poder".

Por ello, insisten en el cese de Pasqual como director, sobre todo después de que este martes se anunciara que permanecerá en la dirección del espacio hasta el 2021, y recuerdan al Patronato del teatro público que las administraciones que lo conforman "tienen una responsabilidad con la sociedad", así como con sus trabajadores.

"Estas prácticas abusivas no solo son contrarias a los derechos laborales más básicos, sino también intolerables en democracia", concluyen.

Buzón para denuncias 

Por otra parte, el colectivo también ha puesto en marcha el correo electrónico donesicultura@gmail.com para alertar de las "prácticas abusivas" de Pasqual.

Aseguran que en el correo electrónico se podrán denunciar de forma "anónima y confidencial" las presuntas malas praxis cometidas por el director teatral.

Temas: Teatre Lliure