Ir a contenido

ENTREVISTA

Japandroids: "El público barcelonés viene a darlo todo"

Juan Manuel Freire

Japandroids, en una imagen promocional

Japandroids, en una imagen promocional / LEIGH RIGHTON

El 'power duo' de Vancouver defiende el miércoles, en Apolo (20.00 horas), el repertorio de su diverso 'Near to the wild heart of life'. Conversamos con Brian King (guitarra, voz).

Japandroids parece una de las bandas más trabajadoras del indie rock. ¿Cuántos conciertos llevan en esta gira? 150, más o menos. Parecen muchos, pero con la gira del anterior ['Celebration rock', del 2012] llegamos a los 250. En esta ocasión decidimos desde el principio hacer menos conciertos; parar cuando aún nos quedase algo de energía.

Algunas canciones del nuevo disco son más lentas de lo habitual. Por ahí también ganan. Sí, eso es cierto. Pero temas atmosféricos como 'True love and a free life of free will' o 'Arc of bar' son bastante diferentes en directo. Era difícil que sonaran igual que en el disco, así que hicimos nuevas versiones guays para los conciertos. Tienen más energía y fuerza. 

¿Tocan los siete minutos y medio de 'Arc of bar'? Sí, lo hacemos y tiene sentido. Nuestras canciones son en general muy rápidas, así que esta funciona como una especie de paréntesis. La oportunidad para tomarse un respiro.

Ya no escriben canciones sobre ligoteos, sino sobre relaciones a largo plazo. Pasó mucho tiempo entre un disco y otro. Hemos crecido, como nuestros fans. Habría sido hipócrita escribir sobre lo mismo. Aunque hay gente a la que le ha cogido por sorpresa.

El amor sereno también puede dar buen rock. Así es. Yo creo que el éxito de una canción se mide en cuánta gente se identifica con ella. Y no poca gente se ha identificado, por ejemplo, con 'I'm sorry (for not finding you sooner)'. 

Hoy en día, con tanta tensión política, hablar sobre el amor parece mal visto. A mí me ha pasado. La gente me pregunta '¿cómo puedes escribir canciones de amor con todo lo que está pasando en el mundo?'. Evidentemente, las cosas del mundo me afectan, pero intento escribir siempre desde un prisma personal. Además, Trump no es mi presidente: soy de Canadá y vivo en Méjico.

En alguna ocasión han dicho que cada público es distinto, y que por ello cada concierto es distinto. ¿Qué clase de públicos asocian con Barcelona? Generalmente, es un público divertido. En esta ciudad la gente disfruta de la vida, de la comida, de la música… Y cuando viene a un concierto es para darlo todo.

0 Comentarios
cargando