Ir a contenido

la gran cita del pop catalán

Canet Rock mira al futuro con una nueva generación

El festival tendrá sexta edición de su era moderna, que promete ser "muy especial"

Ignasi Fortuny

Concierto de Txarango, durante la salida del sol, en el Canet Rock 2018

Concierto de Txarango, durante la salida del sol, en el Canet Rock 2018 / FERRAN SENDRA

El festival Canet Rock mira con seguridad hacia el futuro después de que este sábado celebrara la quinta edición del siglo XXI con un gran éxito de público. Casi dos meses antes de la gran cita del pop catalán se agotaron las 23.000 entradas puestas a la venta, razón más que de sobra para seguir creyendo en el renacido certamen. Y todo esto en un año en el que se han superado las cuatro ediciones de los 70, una muestra más de su afianzamiento en el extenso calendario festivalero veraniego. En palabras de la directora del certamen, Gemma Recoder: "Este año hemos consolidado la consolidación". Parecer evidente que el próximo año habrá sexta edición, para la que ya se han puesto entradas a la venta. 

Así, Canet Rock ya anda solo y pertenece a una nueva generación de jóvenes que, como la que llenaba el Pla d'en Sala de Canet de Mar 40 años atrás, se reúne para celebrar y reivindicar diferentes luchas. Porque, como han demostrado las valencianas Pupil·les esta madrugada, se puede bailar, festejar, también con letras llenas de mensaje, en su caso, feminista. Aunque la reivindicación más presente fue la que reclamó la libertad para los políticos presos. "Está en el ADN del festival ser un espacio de libertad", razona Recorder. "No hablamos de ideas políticas, hablamos de libertad. Hay gente en la prisión por sus ideas, hay gente en el exilio por sus ideas. Reivindicaremos cualquier cosa que sea un atentado contra la libertad", añade tras mencionar también el caso del rapero Valtònyc

Alguer Miquel, de Txarango, en el Canet Rock 2018  / Ferran sendra

Décimo Canet Rock

Mirando más allá, Recoder promete que cara al próximo año, cuando se cumplan 10 ediciones del Canet Rock en sus dos etapas, el festival será "muy especial, con novedades y sorpresas". Sin embargo, de momento no contempla crecer en espacio ni en días. Lo que sí que es seguro es que Txarango no volverá a cerrar las 12 horas de música ininterrumpida en el Pla d'en Sala. Para el 2019 el festival volverá a programar "las mejores bandas de aquí con independencia de la lengua en la que canten". 

0 Comentarios
cargando