Ir a contenido

ACTUACIÓN EN BARCELONA

Luis Miguel, se abre otro capítulo

'Luis Miguel, la serie' vuelve a poner de moda al astro mexicano, que este domingo actúa a lo grande en el Palau Sant Jordi tras un prolongado silencio

Luis Troquel

No es un regreso más. Hasta hace nada ni estaba ni casi que se le esperaba. Ahora, seis años después de su última visita a Barcelona, vuelve en el momento en que, de repente, se ha puesto otra vez de moda. Por obra y gracia de la serie biográfica que está emitiendo Netflix con su beneplácito y de la que, horas después de su concierto este domingo 8 de julio en el Palau Sant Jordi, se desvelará el penúltimo capítulo de la primera temporada, titulado ‘No me platiques más’.

El nombre de Luis Miguel vuelve a llenar titulares. Se abre un nuevo capítulo también en su carrera musical. La gira española empezó con buen pie y promete además una especial delicatesen: el próximo día 13 en Festival de Cap Roig. Hacía más de dos décadas que no actuaba en un aforo tan reducido por estas latitudes. A fin de cuentas, a pocos les gusta hacer las cosas tan a lo grande. Gigante del pop comercial y la balada. Figura principal de la resurrección del bolero. Colosal titán melódico donde los haya.

Hay otro género predilecto de gran parte de su público que en contadas ocasiones ha grabado: la música ranchera. Y ese fue el elegido para romper a finales del pasado año un silencio discográfico que arrastraba desde el 2010. Gira por tanto de presentación del disco ‘¡México por siempre!’, lo que conlleva otra grata noticia: por fin le ha cabido en el avión el Mariachi Vargas de Tecalitlán y podremos verle cantando con él también aquí.

Y para mayor regocijo, a diferencia de alguna de sus anteriores giras, la macro banda que le respalda no lleva los coros pregrabados. Tres son las coristas que le acompañan, y una de ellas no solo en el escenario. Se les ha visto en tantas ocasiones juntos que hay quien da por hecho el noviazgo. Se llama Mollie Gould y tiene solo 19 años. Veintinueve menos que él. El rey y la corista ni desmienten ni confirman, pero a él le ha devuelto una sonrisa que hacía mucho no lucía.

Nuevo auge

El astro vuelve a resplandecer. Ha salido de su bronceada torre de marfil para ofrecer lo mejor de sí. Quienes han presenciado el arranque de la gira hablan maravillas. Pocas personas habrán podido verle actuar tantas veces como la presidenta del referencial club de fans ‘Adict@s a Luis Miguel’. Calcula que alrededor de 100, durante más de tres décadas. Es de las que dicen las cosas como las piensan, favorables o no, y en está ocasión lo tiene claro: si tuviera que escoger con los dedos de una mano los mejores conciertos que le ha visto, figurarían los dos que dio hace unos días en Madrid. En absoluta plenitud vocal.

Este inesperado nuevo auge coincide casi en el tiempo con el renovado furor por Operación Triunfo. Curiosamente, en su primera edición casi todos eran fans acérrimos de Luis Miguel. Y esta actual, por lejos que quede de aquella imperante estética, ha vuelto a poner de actualidad el clásico azteca que él hiciera suyo: ‘La Bikina’. Aunque para rescates emocionales el de la balada ‘Culpable o no’, con gran protagonismo en la serie. Otra coincidencia: ahora que tanto ha vuelto a hablarse del padre de Michael Jackson por su reciente muerte, el padre de Luis Miguel, singular artista también y fallecido en el hospital de Bellvitge en 1992,  asciende al Olimpo de los malos televisivos que la historia ha dado. Hasta se hacen camisetas donde dice: ‘Te odio Luisito Rey’. 

0 Comentarios
cargando