Ir a contenido

ENTREVISTA

Dominic Cooke: "'En la playa de Chesil' es una metáfora de la sociedad castradora"

El director de escena británico debuta en el cine con la adaptación de la novela homónima de Ian McEwan, que ha llegado este viernes a nuestros cines

Beatriz Martínez

El director británico Dominic Cooke

El director británico Dominic Cooke

Dominic Cooke es uno de los grandes directores de la escena británica. Sin embargo, con más de 50 años decidió abandonar las tablas y ponerse detrás de una cámara, primero para filmar una serie shakespeariana para la BBC y ahora para adaptar la novela de Ian McEwan ‘En la playa de Chesil’. El debutante consigue capturar la incomodidad, el fatalismo y la turbulencia interna que desprendía la novela a través de un minimalista trabajo de cámara, al mismo tiempo que saca lo mejor de los dos jóvenes intérpretes que protagonizan la película, Saoirse Ronan y el hasta ahora desconocido Billy Howle, que se convierte en un verdadero descubrimiento. El filme se ha estrenado este viernes en nuestros cines.

¿Qué fue lo que más le interesó de la novela de McEwan?

La gente piensa en los 60 como una época de rebeldía y de libertad absoluta. Los relaciona con el Swinging London, con el movimiento mod, pero en 1962 todavía no se había producido esa apertura y los valores continuaban estancados en el pasado. Hablar de ese momento previo al cambio me parecía muy interesante. Después leí el guion que había escrito el propio Ian McEwan y me pareció un texto poderoso, que funcionaba de manera independiente al libro.

La película gira en torno a la represión, es una de las razones por la que los personajes no culminan su noche de bodas

Sí, y también tiene que ver con los traumas que han heredado de sus padres. Para mí era importante el papel de sus respectivos progenitores, porque pertenecen a una generación que había vivido las dos guerras, y de alguna manera se había quedado marcada por el horror, el miedo y la violencia. La película es de alguna manera una metáfora de la sociedad castradora y los miedos que esta genera.

Saoirse Ronan y Billy Howle, en un fotograma de 'En la playa de Chesil'.

Otro de los temas fundamentales que trata son los conflictos de clase, un tema muy abordado por el cine y el teatro en los años 60.

Es uno de los elementos clave para marcar las diferencias entre esta pareja. Cuando las cosas empiezan a descomponerse, el tema de las clases sociales emerge. Y eso todavía se encuentra incrustado en la mentalidad británica. Se sigue haciendo mucho daño con eso y hay cantidad de prejuicios que crean mucho dolor y sentimiento de inferioridad.

Usted es un hombre de escena, sin embargo, la película escapa a cualquier tentación de dramatismo teatral.

Lo que más me gusta del cine es la riqueza de las cámaras que te permiten enfocar desde diferentes ángulos una escena. Puedes fijarte en los detalles, captar gestos muy pequeños de manera muy precisa. Y eso no te lo da el teatro. Queríamos esforzarnos en configurar el mundo visual de la película para subrayar la idea de que esos dos jóvenes se encontraban en el momento y el lugar equivocados.

Qué carácter simbólico tendría la playa de Chesil.

Solo se puede ir para adelante o para atrás, porque hay agua a ambos lados. Eso hace que haya mucha presión en el centro, igual que les ocurre a los personajes, que se encuentran constreñidos y asfixiados. 

0 Comentarios
cargando