Ir a contenido

ANTOLOGÍA POÉTICA PARA SUMAR LECTORES

Versos de siempre para jóvenes de hoy

Jaume Subirana reúne 32 poemas sobre la amistad en 'Compta amb mi', volumen de atrevido diseño pensado para acercar la poesía a nuevos públicos

Anna Abella

Doble página de Compta amb mi, dedicada a Ovidio. 

Doble página de Compta amb mi, dedicada a Ovidio. 

Ilustraciones en cada página en las que, a modo de colaje, se entremezclan palabra, dibujo y fotografía, en distintas caligrafías y con un diseño atrevido en combinaciones de blanco, negro, gris y del rojo al coral. No parece un libro de poemas. “Esa era la intención”, apunta Jaume Subirana, que afronta como un “experimento” este segundo volumen de una trilogía que asume el esforzado reto de acercar la poesía al público joven‘Compta amb mi’ (Columna) se centra en la amistad; ‘Tu i jo. Trenta-dues maneres de dir-ho’, del 2017, lo hacía en el amor.   

“Es fruto de mi obsesión por ampliar la base social de la poesía, por llegar a un lector distinto. Es la idea de estos libros, hacerlos llegar a gente que no es lectora habitual de poesía”, cuenta Subirana, poeta, traductor y profesor, que ha reunido 32 poemas, pensados para jóvenes de 14 a 18 años, de diversos autores, épocas y orígenes. “Es una reivindicación de la literatura en sentido global. Por eso junto a contemporáneos hay clásicos como Ovidio, que en la época romana escribió: “Nosotros dos somos una multitud”, algo que podríamos decir hoy día. Por eso está el chino del siglo XVI Wang Wei junto a Guerau de Liost (seudónimo del ‘noucentista’ Jaume Bofill)”, explica, añadiendo “intereses personales” como los estadounidenses Billy Collins (1941), Gary Snyder (1930) y Wendell Berry (1934), que comparten páginas con Lao Tse, Joan Salvat-Papasseit, Montserrat Abelló, Joan Maragall, Antonio Machado, Ramon Llull, Feliu Formosa, Joana Raspall o Robert Louis Stevenson

Camisetas y tuits 

El autor de poemarios como ‘Rapala’ y ‘Una pedra sura’ (Edicions 62), a quien Vicenç Altaió y Josep Maria Sala-Valldaura han incluido en la reciente antología ‘Mig segle de poesia catalana. Del maig del 68 al 2018’ (Proa), opina que “mucha gente cree que no lee poesía pero, como les pasa a muchos jóvenes, que no entran en las librerías, sí compran y visten una camiseta con frases, lemas o versos, o tuitean una cita de un poema que les ha gustado sin pensárselo. Y estamos rodeados de pintadas en paredes, como la de Vicent Andrés Estellés ‘No hi havia a València dos amants con nosaltres’”.  

"Cuando la gente necesita 
expresar sentimientos sinceros, auténticos e intensos recurre a la literatura y la poesía", señala  

“La función de la poesía es dar palabras a la gente, que las necesita en momentos determinados para expresar cosas y sentimientos sinceros, auténticos e intensos. Cuando la gente tiene la necesidad de expresar lo que siente recurre a la literatura y la poesía”, constata Subirana, que recuerda una costumbre habitual para muchos, la de apuntar en un papel, en una libreta, “un verso o unas palabras, no importa de quién, que expresan algo importante para uno y que es compartible”. En el caso de este breve libro, por ejemplo, sugiere lo fácil que es hacer una foto de cualquiera de las páginas con el montaje de dibujo y verso y tuitearlo o colgarlo en la red, para transmitir algo que ha gustado.    

Anteriores antologías

Autor de obras tan personales y literarias como ‘Cafarnaüm’ (Bromera 2017), una suerte de dietario con citas, notas, recuerdos, lecturas y apuntes sobre múltiples cosas vividas, o de estudios sobre Josep Carner o Gabriel Ferrater, Subirana tenía ya experiencia en antologías temáticas de poesía para Ara Llibres, con versos para funerales, bodas o Navidad. Se pregunta "porqué en inglés o en castellano, con autores jóvenes y/o poco ligados a la intelectualidad, hace un tiempo que los editores no pueden decir aquello de “la poesía no vende” y, en cambio, en catalán aún no es así". 

Sin embargo, celebra que hoy “la poesía haya adquirido una voz pública” y que proliferen los festivales de poesía. “Muchos ayuntamientos se han lanzado en los últimos tiempos a organizar recitales poéticos -constata-. Es algo económico de montar, que no requiere de los despliegues de un concierto. Se ha creado un pequeño circuito y la gente ha respondido”. 

Temas: Poesía Libros

0 Comentarios
cargando