Ir a contenido

polémica por las necesidades del raval

El Ayuntamiento no tiene plan B para el Macba

El consistorio y la 'conselleria' de Salut buscan una solución consensuada para ubicar el nuevo CAP Raval Nord que no afecte a la institución cultural

Natàlia Farré

El Ayuntamiento no tiene plan B para el Macba

ALBERT BERTRAN

La polémica creada por la posibilidad que la Capella de la Misericòrdia no se utilice para la ampliación del Macba sino para ubicar el nuevo CAP Raval Nord ha cogido desprevenido al Ayuntamiento de Barcelona por lo que a cultura se refiere. "Hasta que no se tome una decisión no tenemos plan B", afirman desde el Icub en referencia a la ampliación del Macba, que de no poder utilizar la capilla debería buscar un espacio alternativo para crecer. "Somos un daño colateral. La pelota no está en nuestro tejado. Cuando sea necesario ya nos pondremos en ello", sostienen fuentes municipales. No en vano el consistorio forma parte del consorcio del museo (junto con la Generalitat, el Estado y la Fundació Macba), es la administración con la que consolida el museo, y en el 2013 cedió el citado edificio a la institución cultural. 

Parte de razón tienen en no haber pensado alternativas, pues la decisión definitiva sobre el futuro de la disputada Capella de la Misericòrdia aún no está tomada. Y tras el revuelo levantado en el sector cultural, que ha apoyado unánimemente al Macba en su proyecto de ampliación a través del citado espacio, todos los agentes implicados han rebajado la tensión: Están dispuestos a estudiar otras posibilidades. El tema depende tanto de la 'conselleria' de Salut como del ayuntamiento.

Estudiar alternativas 

Ambos tienen firmado el Pacte de Ciutat por el cual se definen las prioridades y previsiones sobre el tema en la ciudad. "Ahí se marcaba la necesidad del nuevo CAP del Raval Nord y el ayuntamiento se comprometía a ceder un solar que encajara con las necesidades", apuntan desde la conselleria. Y el consistorio lo ha hecho: El distrito de Ciutat Vella, a demanda del Consorci Sanitari, ha propuesto una serie de emplazamientos, en un barrio donde no es fácil por densidad y pocos espacios libres.

"Estos emplazamientos necesariamente deben estar en la misma zona para atender el mismo número de vecinos que actualmente atiende el CAP Raval Nord", explican desde el consistorio. Y añaden: "Por ahora la única posible ubicación que se ha detectado y que cumple las características necesarias es la Capella de la Misericòrdia". Pero no hay nada definitivo: "Hay que ver si el Capella encaja con las necesidad, falta por hacer todavía un estudio", aseguran desde la Generalitat.  "La decisión final no está tomada y ha de ser consensuada con el departamento de Salut", sostienen desde el Ayuntamiento.

Decisión antes del verano

Y ambos coinciden en la voluntad de buscar soluciones: "El CAP se hará sí o sí, y cuanto antes, mejor. De ninguna manera vamos a renunciar a él, es totalmente necesario, pero estamos dispuestos a otras propuestas y a estudiar cualquier alternativa que nos encaje", defiende Salut. La postura del Ayuntamiento no está muy lejos: «Buscar un nuevo emplazamiento es una necesidad del servicio sanitario público». Dicho esto, se muestra "abierto a estudiar otras posibles ubicaciones que aseguren el servicio sanitario".

Con todas estas intenciones podría parecer que una solución que satisfaga tanto al sector cultural como al sanitario es más que probable, pero hay un obstáculo, para una nueva ubicación del CAP el consistorio pone una condición: "Que la decisión final se tome antes del verano para poder empezar las obras lo antes posible". El tiempo apremia. 

0 Comentarios
cargando