Ir a contenido

LA CUENTA ATRAS DEL FESTIVAL DE MÚSICAS AVANZADAS (3)

Bad Lubman: "La música es alimento, aire e, incluso, una droga en sí misma"

El director norteamericano abrirá el Sónar al frente de la OBC, en el Auditori, con 'In C', una singular pieza de Terry Riley

Marta Cervera

Brad Lubman, en su última visita a Barcelona.

Brad Lubman, en su última visita a Barcelona. / JOAN PUIG

El norteamericano Brad Lubman, director musical amante de la música contemporánea, regresa al Sónar. Hace dos años triunfó en la cita dirigiendo 'Become Ocean', de John Luther Adams. Este jueves, en el concierto inaugural del festival, interpretará en el Auditori 'In C', singular y famosa obra de Terry Riley, compositor minimalista influenciado por el músico indio Pandit Pran Nath.  Junto a la OBC, y desde la marimba, Lubman llevará el pulso de esta pieza estructurada a partir de 53 frases musicales o módulos de diversa longitud. Frases o módulos que cada intérprete puede repetir libremente sobre un pulso constante en la nota Do.  

-¿Cuántos músicos va a necesitar para interpretar 'In C',  una obra flexible y variable, tanto en el número de intérpretes como en duración?

-Tendremos cerca de una cuarentena de músicos. Una mezcla de viento, cuerda, metal, percusión y piano, además de la marimba, que tocaré yo. 'In C' no es una pieza que se dirija pero la he interpretado varias veces capitaneándola desde la marimba y así es como lo haremos en Barcelona. Aunque los músicos tienen cierta libertad en esta obra pues pueden elegir cuántas veces repetir la misma frase y cuándo evolucionar.

-¿Qué es lo que más le impresiona de esta pieza estrenada en 1964?

-'In C' es una obra importante del minimalismo, junto a los trabajos de Steve Reich, como 'Drumming' y 'Music for 18 musicians'; y la obra de Philip Glass 'Music in 12 parts'. Lo más agradable es esa instrumentación abierta que permite ejecutar la obra con una amplia variedad de instrumentos y conjuntos de diferente magnitud.

-¿Qué pensó cuando descubrió esta obra? ¿Cuándo fue?

-Descubrí 'In C' en el 2006. Tendría unos 43 años y fue en el transcurso del Bang on a Can Summer Festival. Cada verano acudo allí para trabajar con estudiantes de música y lo primero que hacemos es interpretar todos juntos 'In C'. Es una pieza muy alegre tanto para quienes la tocan como para quienes la escuchan. Es de esas obras que lograr unir a la gente, hacernos sentir parte de algo, ¡Eso siempre es positivo!

Terry Riley, compositor norteamericano autor de 'In C' / 

 -En 'In C' se puede ver el reflejo de una época, apreciar la influencia de la clásica india y la necesidad del compositor, Terry Riley, de romper con el serialismo. ¿Ha hablado con él de estos temas? 

-Como ha ocurrido en diferentes épocas o tradiciones musicales, uno puede apreciar a través de la historia que hay algunos momentos cada cierto tiempo en el que determinados artistas, compositores o escritores necesitan romper con la tradición para descubrir su propia voz. Quizá la década de los 60 fue uno de esos grandes momentos que marcaron la música, el arte y la historia. 'In C' es un gran reflejo de aquella época.

-Riley probó el LSD y era partidario de esta droga que abría la conciencia. ¿Valió la pena experimentar para crear obras como 'In C'?

-Aldouls Huxley era un consumidor habitual. En la Literatura es más común hablar de este tema que en la música, a no ser que se trate de rock o pop. ¿Es un error? ¿Nos estamos perdiendo algo? Para mí, la música es mejor experimentarla sin nada. ¡No necesitas ningún filtro mágico para mejorarla! Para mí, la música es suficiente. Es alimento, aire e, incluso, una droga en sí misma.

-Comparando con los 60 y 70, ¿diría que hoy en día el público es más receptivo a la música contemporánea?
 
-Cada vez hay más gente abierta a cosas nuevas. Aunque  siempre habrá los que nunca cambian o tienen problemas en aceptar novedades. Pero, en general, estamos viviendo un periodo bastante sano en cuanto a música contemporánea se refiere. No solo he encontrado a más gente interesada en escucharla, sino que hay más músicos jóvenes interesados en ella. Están entregados a su interpretación y tienen ganas de descubrir nuevos y jóvenes compositores.

-Tras Barcleona, ¿Qué le espera como director?

-Mi próximo proyecto es el Bang on a Can Summer Festival, en julio en el Mass Moca (Massachusetts Museum of Contemporary Art). Allí dirigiré obras de Reich, Ligeti y Xenakis con estudiantes de esa zona.

Los otros neoclásicos del Sónar

El compositor islandés Ólafur Arnalds (viernes, día 15, SonarComplex, 20.00 horas) elucubra sobre la combinación de clásica, electrónica atmosférica y pop en piezas que, para su próximo disco ('re:member'), ha producido basándose en un 'software' de música generativa al estilo de Brian Eno. Cuando pulsa una tecla del piano, se dispara la actividad de otros dos, formándose armonías y contramelodías. Ojalá nos haga una buena demo en el festival.

Por otro lado, los viejos colaboradores Alva Noto (también en solitario en Sónar de Día) y Ryuichi Sakamoto se encargarán del concierto de clausura del domingo en el Grec (22.00 horas), como ya hicieron en el 2011. Tienen cinco álbumes colaborativos entre los que escoger material, pero presentarán un espectáculo, 'Two', con música creada para la ocasión y, al parecer, bastante improvisación. JUAN MANUEL FREIRE

.

Temas: Sónar

0 Comentarios
cargando