Ir a contenido

ESTRENO EN EL LICEU

'Manon Lescaut' recala en Ellis Island

El director italiano Davide Livermore traslada la ópera de Puccini a la época de mayor emigración de Europa a EEUU

Marta Cervera

Liudmyla Monastyrska (Manon Lescaut), en una escena de la ópera de Puccini.  

Liudmyla Monastyrska (Manon Lescaut), en una escena de la ópera de Puccini.   / ALVARO MONGE

'Manon Lescaut', una obra maestra de Puccini (1858-1924), regresa al Liceu a partir del jueves con una nueva puesta en escena de Davide Livermore con impresionante escenografía. La espectacular apuesta del director italiano recuerda la gran emigración europea al continente norteamericano y sitúa la acción en Ellis Island, pequeña isla en el rio Hudson, no lejos de Nueva York, que entre 1892 y 1954 controló la llegada a EEUU de más de 12 millones de emigrantes.

El cambio de periodo histótrico es una de las novedades del montaje. El otro, incluir en él a un Renato Des Grieux envejecido, el único amor verdadero de la protagonista. La puesta en escena penetra en los sentimientos y psicología de los personajes a través de los ojos de este personaje mayor, interpretado el veterano actor Albert Muntanyola, presente en escena durante gran parte de la obra. Llega a Ellis Island el día de su cierre definitivo para hacer las paces consigo mismo. "Regresa allí para poder cerrar su historia de amor con Manon. Pero los recuerdos nunca son totalmente fieles a la realidad", advirtió Livermore, ex director artístico del Palau de les Arts de Valencia, en rueda de prensa.

Los protagonistas de los dos repartos del montaje en las 12 funciones previstas en Barcelona hasta el 22 de junio incluye a cantantes aclamados ya en el Gran Teatre como el norteamericano Gregory Kunde (Des Grieux), la italiana Maria Pia Piscitelli (Manon Lescaut) y Carlos Chausson (Geronte di Ravoir). Jorge de León debuta en el rol de Des Grieux y la soprano Liudmyla Monastyrska también lo hará en el exigente rol protagonista que da título a la obra en el reparto de la función inaugural este jueves. Como ella, también debutan en el Liceu David Bizic y Jared Bybee (ambos como Lescaut) y Rafael Dávila (Des Grieux). La orquesta y coros contarán con el maestro francés Emmanuel Villaume, también nuevo en el Liceu.  

Remover al espectador 

Livermore espera remover al espectador con su propuesta. "A veces olvidamos que nuestros antepasados también tuvieron que emigrar", opina. "Y aunque está ambientado en una época determinada es un montaje muy contemporáneo. No es el vestuario y la escenografía los que determinan la modernidad de una pieza sino aquello que transmite".

Ambientado a finales del siglo XIX y principios del XX, época en la que fue estrenada esta ópera (Turín, 1893), el montaje incide en la dramática historia de amor entre Manon y Des Grieux. Se conocen cuando ella es joven y está a punto de entrar en el convento por orden de su padre. Tras huir juntos, ella le deja para convertirse en la amante de Geronte, un rico banquero. Pero no consigue olvidar su primer amor.

Davide ha cambiado la ubicación de la potente escena en la que Manon y Des Grieux se reecuentran. En lugar de la mansión del banquero la ha situado en un prostíbulo. Maria Pia Piscitelli, experta en el exigente rol de Manon Lescaut, aplaude su propuesta. "Me gusta que denuncie el trato que recibían las mujeres" y también "las miserables condiciones de los emigrantes de entonces, por no hablar de lo que ocurre hoy". 

Temas: Liceu