Documentos desclasificados recuperan la figura de Demetrio Carceller Segura como un "ministro clave" del Franquismo

3
Se lee en minutos

EuropaPress

Una investigación de Manuel Peña Díaz y Francisco Contreras de la Universidad de Córdoba y Huelva arroja luz sobre la figura del empresario y el político franquista Demetrio Carceller Segura. Dicho trabajo, elaborado gracias a documentos desclasificados del Foreign Office del Gobierno británico durante el pasado año, revela a su vez el papel que tuvo este empresario en las relaciones comerciales con Gran Bretaña, que contribuyeron a evitar la entrada de España en la II Guerra Mundial.

Este estudio se ha desgranado en las jornadas 'El primer franquismo, ¿una economía de guerra?', organizadas por el Grupo de Investigación 'Aprender la democracia' en colaboración con el Instituto Atarazanas y la Universidad de Huelva.

De este modo, el trabajo de los historiadores Manuel Peña Díaz y Francisco Contreras bucea en fuentes inéditas, principalmente los datos del político y empresario existentes en los archivos del Foreign Office. Allí, como han señalado, en estos fondos diplomáticos británicos, Demetrio Carceller emerge por sus habilidades negociadoras y por su intervención en las relaciones comerciales con la Alemania nazi, mientras mantiene contactos fluidos y permanentes con altos funcionarios del Reino Unido.

Así, la ponencia 'Carceller y Hoare: las negociaciones secretas entre Londres y Madrid' ha ido más allá. El estudio desvela episodios de enorme trascendencia, como su vertiginoso ascenso desde la más absoluta pobreza familiar a la cúspide del negocio petrolero en España, con una decisiva participación en la fundación de Campsa y, sobre todo, Cepsa.

Desde allí, con tremenda astucia, tejerá una importante red de amistades e influencias que igual lo sitúan en el suministro de combustible a las tropas sublevadas al poco del golpe militar como en la producción teatral y cinematográfica ya avanzada la dictadura de Franco.

"Es el gran ministro negociador de los primeros gabinetes de Franco", ha destacado Peña Díaz, quien ha ilustrado una jugosa anécdota cómo Demetrio Carceller convenció al resto de los ministros a aprobar la llegada de suministros --principalmente, trigo-- desde Argentina.

"Convocó a todos a una cena en el hotel Ritz de Madrid y allí regaló a cada uno de ellos seis piezas de pan blanco realizadas con ese cereal argentino. Tras varios años sin acceder a un alimento de tan buena calidad, los allí presentes no tuvieron más remedio que dar el visto bueno al acuerdo", han recordado el catedrático de la Universidad de Córdoba.

Ambos expertos han recorrido la compleja biografía de Carceller Segura, oculta hasta ahora por las valoraciones que otros hicieron de él, ya que no dejó rastro escrito de su acción y de su pensamiento. Muy significativamente, Paul Preston lo despachó como un "empresario falangista, calculador y sin escrúpulos".

Con más ambición, Joan Maria Thomàs lo fijó como "un hombre de negocios ligado al negocio del petróleo y, como tal, se comportaría en el seno del gobierno". Sin embargo, esta nueva investigación define a este ministro de Franco como "un pragmático en un contexto de doctrinarios" y, de ahí, precisamente, surge "un personaje poliédrico y camaleónico".

ACERCA DE INSTITUTO ATARAZANAS

Noticias relacionadas

El Instituto Atarazanas nace con el objetivo de desarrollar, revisar y promover procesos de historia corporativa y gobernanza empresarial de los principales protagonistas de nuestro país desde la revolución industrial hasta nuestros días.

Liderado por Carlos Martínez Shaw, catedrático de Historia Moderna de la Universidad Nacional a Distancia y académico de la Real Academia de Historia, el equipo de Instituto Atarazanas trabaja para conceptualizar, investigar y ejecutar procesos de historia corporativa y gobernanza empresarial para corporaciones, empresas, lideres, familias, patronales, sectores y comunidades desde el rigor académico y la excelencia historiográfica.