Ir a contenido

LA GRAN CITA 'INDIE' DE BARCELONA

The Breeders: "Ya no podemos grabar en analógico; es demasiado caro"

La banda de las hermanas Deal presenta 'All nerve', su primer disco en diez años, el viernes en el Primavera Sound

Juan Manuel Freire

The Breeders, con Kim Deal en primer plano

The Breeders, con Kim Deal en primer plano

El icono del rock alternativo presenta en el Primavera Sound (viernes, día 1, 19.10 h.) 'All nerve', su primer disco desde el 2008. Y el primero desde 1993 con su mejor alineación: la del clásico 'Last splash'. Hablamos con Kim Deal, su cantante y guitarrista; antigua bajista de Pixies. 

Cuando la alineación de 'Last splash' se reunió en el 2012 para dar directos, ¿fue difícil retomar la química? Lo primero que hicimos al reunirnos fue una gira en la que tocábamos 'Last splash' de principio a fin. Tocar algo de cabo a rabo tiene algo de obsesivo-compulsivo y como sufro de TOC, me gustó hacer esa gira. Fue divertido. Las canciones revelaban nuevos secretos mientras las tocábamos… Alguna ni siquiera la habíamos tocado en vivo en su día.

¿Cuándo empezaron a ver que quizá, aparte de una gira, tenían un nuevo disco en su interior? En realidad nos concentramos mucho en tocar ese disco de principio a fin. Nos seguían fichando en el 2013 y el 2014. Llegaban las dudas. ¿Aún teníamos que tocar 'Last splash'? ¡Ya había dejado de ser el vigésimo aniversario! Y no mucho después supimos que quizá valía la pena hacer otro disco.

Neil Gaiman les ha hecho la hoja de prensa. Y en ella describe el disco a la perfección: "no es retro, no es 90s, es simplemente lo que es: música rock inteligente con sonido Breeders y punto de vista oblicuo Breeders". Hace tiempo Gaiman dijo en algún texto que mientras escribía escuchaba a nuestro grupo. ¡Guau! Eso me encantó. Y resultó que teníamos un amigo mutuo, el director John Cameron Mitchell, quien ha hecho una película ['Cómo enamorar a una chica punk'] basada en un relato suyo. Le dije que le pidiera una bio a su amigo. ¡Funcionó!

Gaiman describe su voz como "plana en cuanto a afecto". ¿Qué opina de ello? Creo que eso me gusta. Los artistas hillbilly, por ejemplo, son súper planos cantando. Pueden estar haciendo trizas el banjo, pero la voz carece de emoción.

Dicen que la edad te ablanda, pero yo diría que en este disco suenan más impositivos que nunca. ¿En términos de qué?

Las guitarras, por ejemplo. Tan chirriantes… Pero eso quizá sea porque este es el primer disco que hemos grabado y mezclado en digital. Los otros álbumes tienen un sonido cálido, suave. Este es distinto a los anteriores. No ha quedado mal, sea como sea. Ya no podemos hacer los discos de la otra manera. Es demasiado caro.

Les ha quedado un disco corto, de 33 minutos. Todo un alivio en días en que los álbumes pueden ser 'playlists' de hora y media. Para mí lo ideal sería que tuviese una canción más. 39 minutos. Pero estas fueron todas las canciones buenas que nos salieron.

Courtney Barnett hace coros en 'Howl at the summit'. ¿Le interesa su música? ¿Qué escucha últimamente? Hicimos juntas una entrevista [para 'The Talkhouse music podcast', en el 2015]. Estábamos grabando en Dayton (Kentucky) y ella venía a tocar a un festival cercano, y le dije si quería pasar por el estudio. Acabaron haciendo coros ella, [su bajista] Bones Sloane, el 'tour manager'… Toda la panda.

Tengo que preguntarle un poco por Pixies [la banda que decidió dejar en el 2013]. ¿Le molesta? No, ¿qué necesita saber?

No sé si ha retomado un poco el contacto con ellos. Con Frank Black, en particular. La verdad es que no. He estado demasiado ocupada con The Breeders.

¿Escuchó la carta de agradecimiento que le compuso Black, 'All I think about now'? He escuchado hablar de ella, pero no la he escuchado. Está bien cuando alguien compone una canción sobre ti. No es mi primera vez. Una banda japonesa, The Pillows, ya sacó una ['Kim Deal']. Y The Dandy Warhols ['Cool as Kim Deal'].

¿Lo que más mola ahora mismo es no tener redes, como usted? The Breeders tienen Twitter. Mi hermana también. Pero a mí no me parece interesante. A veces he leído algo por casualidad y es como ver a niños peleándose en el asiento trasero de un coche.

0 Comentarios
cargando