Ir a contenido

La gran cita 'indie'

Damed Squad: "El problema del trap es que todo el mundo quiere ser chungo"

El trío de L'Ametlla del Vallès, que difiere de los tópicos de la música urbana, actúa este sábado en el Primavera Sound

Ignasi Fortuny

Damed Squad te cuentan cómo es la vida en el campo. / ZML

El imaginario colectivo predominante dice que el trap está lleno de callejones oscuros en los que a medianoche los artistas trapichean, consumen y cuentan dinero en fajos de 20 billetes verdes con el revolver encima de la mesa. Por lo menos. En una esquina de este retrato tópico de este género de la música urbana se cuela por una rendija la luz colorida que proyecta el grupo Damed Squad. Tres jóvenes de L'Ametlla del Vallès (Vallès Oriental) que llevan juntos desde el instituto, Lil Moss Mishii a las rimas y Enry-K produciendo las bases, construyen un sonido que difiere del paisaje común del trap. 

Llevan cuatro años contagiando buen rollo desde sus letras frescas y agudas interpretadas, principalmente, en castellano e inglés. Se han convertido en una especie de banda 'indie', en su sentido más literal, dentro del trap. Esto puede que les haya dado un público más amplio que el que predomina en los conciertos de trap. "Cada tema es distinto. Es como Los Simpson, cada capítulo es diferente de los otros", define Lil Moss, de padres marroquís. "Nuestras letras salen de las cosas que hemos visto, comido y andado", apostilla Mishii, con raíces japonesas. Y es que su entorno, su pueblo, marca a la hora de crear en un estilo tan urbano. "Es diferente, lo hacemos desde otro punto de vista", añade Mishii sobre sus letras.

Como ejemplo, puede que sean el único grupo de trap que ha grabado videoclips en un bosque. "Es lo que hemos vivido, no hemos vivido lo que han vivido otras personas. Sí que a veces hacemos algo más 'gangsta' pero se nota a leguas que no, que no...", remarca Lil Moss. "No te hablaré de que la cocaína me hace no sé qué porque nunca me he metido", agrega. Él mismo, musulmán practicante, rapea esto en 'Milenium': "Entro al club como un fenómeno; me dan birra pero yo no bebo; ponen cara rara, ¿Qué coño?; me invitan a Coca-Cola Zero".

Esto no es 'Bambilandia'

Todo esto les ha hecho arrastrar la etiqueta de 'chicos buenos del trap', algo que les hace fruncir el ceño. "No se debe de confundir ser un buen chico con ser un gilipollas. A veces te lo venden de una forma que parecemos unos niños que no hemos roto un plato en nuestra vida. Somos buenos chavales, pero esto no es 'Bambilandia'. La gente confunde mucho en el 'o eres muy bueno o muy malo'", desarrolla Enry-K, uno de los 'beatmakers' con más proyección en España. Él ya se dedica plenamente a producir bases; además de para Damed Squad lo ha hecho para C TanganaCecilio G y Kidd Keo, entre otros.

"Yo soy un chaval de pueblo, no soy un chico de calle. Como yo no intento ir de una cosa que no soy, no intento disfrazarme, como la peña ve que soy auténtico no tienen ningún problema en trabajar conmigo", comenta el productor. "Este es el problema de hoy en día, que todo el mundo quiere ser malo, chungo, callejero y al final nadie es fiel a lo que es", agrega. Mientras se abren camino en el mundo de la música, Lil Moss y Mishii siguen con sus estudios.

Del Singstar al Primavera Sound

Un buen escaparate lo tienen este sábado 2 de junio en el Primavera Sound, donde comparten cartel con referentes mundiales del género como Migos. Poco se lo esperaban cuando se reunían para patinar en el 'skatepark' de L'Ametlla del Vallès y Mishii empezaba a grabar temas con el micro del videojuego 'Singstar'. "Cuando nos llamaron dijimos ¡Wow! Pero cuando vimos el cartel, flipamos mucho más", exclaman. De la nueva ola de la música urbana española también estarán presentes en la cita del Fòrum Yung BeefBad Gyal y C Tangana.

Como ellos en sus inicios, Damed Squad se lanzó al mercado musical con lo que llevaba puesto. "Si te ves capaz de hacer algo con tus propios medios sin necesidad de estar dos o tres años estudiando, hazlo, porque seguramente te ahorres tiempo y será más auténtico", opina Enry-K. Y todo se lo siguen haciendo ellos. La meta: "Casa con piscina y coche pepino". 

0 Comentarios
cargando