Ir a contenido

ESTRENOS DE CINE DE LA SEMANA

Ron Howard: "Se puede decir que 'Han Solo' existe gracias a mi mujer"

Entrevista con el director de la nueva entrega de la saga galáctica, que tomó las riendas del proyecto tras el despido de Chris Miller y Phil Lord

Nando Salvà

El director Ron Howard

El director Ron Howard / REUTERS / MARIO ANZUONI

Se convirtió en director de Han Solo: Una historia de Star Wars tras uno de los episodios más comentados de la intrahistoria reciente de Hollywood: el despido de Chris Miller y Phil Lord ya avanzado el rodaje por sus diferencias creativas irreconciliables con la productora Lucasfilm. Y se entiende que Howard fuera finalmente el elegido para relatar las aventuras de juventud de quien acabó siendo el personaje más querido de la galaxia. A lo largo de cuatro décadas -a través de títulos como Un horizonte muy lejano (1992), Apolo 13 (1995) o Una mente maravillosa (2001)- se ha confirmado como un fiable proveedor de productos de entretenimiento solventes, y no enturbiados por rasgos de estilo o ambiciones autorales personales.

Han Solo es posiblemente el personaje más querido de Star Wars, ¿por qué cree usted que es así?
Porque es un personaje paradójico. Por un lado derrocha bravuconería, pero al mismo tiempo es un tipo carente de confianza en sí mismo; su socarronería es como una máscara para esconder sus miedos. Y, en general, entre todos los personajes de Star Wars él es el más cercano a nosotros mismos. Podría decirse que es más complejo que Luke o Leia.

En términos de tono, ¿qué distingue esta película de otros títulos de Star Wars?
Es una mezcla de géneros. Tiene algo de wéstern, y mucho del cine policial y de atracos de los 70. Mientras intentaba trazar mi propia versión de Solo pensé mucho en tipos como Steve McQueen o Clint Eastwood, que en sus películas de los 60 y 70 eran como cowboys que en lugar de ir a caballo lo hacían a bordo de vehículos imponentes.

Cuando lo llamaron para ofrecerle que se incorporara al rodaje de Han Solo, ¿qué fue lo primero que pensó?
Pensé, "¿qué demonios?". Y mi primera reacción fue negarme. En buena medida lo acepté como un acto de responsabilidad. Y Kathreen Kennedy, jefa de Lucasfilm, es mi amiga desde hace años, así que esa amistad también tuvo algo que ver.

¿Por qué pensó en declinar la oferta?
Porque yo suelo preparar las películas que dirijo durante largos periodos de tiempo, así que se me hacía raro. Al final quien me acabó convenciendo fue mi esposa, Cheryl. Me dijo: "Si no aceptas te arrepentirás durante mucho tiempo". Así que puede decirse que Han Solo, al menos en la forma que ha acabado teniendo, existe gracias a ella.

Sus dos películas justo anteriores, En el corazón del mar (2015) e Inferno (2016), no funcionaron en taquilla. ¿Tuvo eso algo que ver a la hora de embarcarse en un proyecto cuyo éxito comercial se da por hecho?
Oh, no. Cuando te dedicas a esto debes tener asumido que de vez en cuando tendrás algún tropiezo. Pero estoy en un momento de mi vida en el que siento que, mientras tenga la energía y el entusiasmo necesarios, debo jugármela un poco. Cuando era muy joven recibí un gran consejo de Henry Fonda. Me dijo que, al menos una vez cada dos o tres años, todo actor o director debería sentir que está poniendo en riesgo su carrera.

"George Lucas está alejado de las trincheras, pero aun así vino a visitarnos durante el rodaje. Para mí significó mucho que lo hiciera"

Hasta donde usted sabe, ¿qué fue exactamente lo que motivó el cambio de director?
Prefiero no entrar en detalles. No es que sea un secreto, pero no quiero meter en la cabeza de los fans nada que los pueda distraer. Lo ideal es que se centren en la película que ven en la pantalla, y no piensen en cómo fue hecha. Lo importante es que todos los que hemos estado involucrados en su producción, sin excepción, hemos trabajado con amor.

¿Cuánto de lo que Chris Miller y Phil Lord habían rodado le resultó a usted útil a la hora de completar la película?
Algunas escenas se mantuvieron intactas, y otras fueron levemente modificadas; otras las rediseñamos por completo, al igual que algunos decorados y algunos personajes. En general, me sorprendió la cantidad de ideas propias que acabé siendo capaz de incorporar. Me siento tan conectado a Han Solo como a cualquiera otra de mis películas previas.

Usted es amigo de George Lucas, creador de Star Wars, desde principios de los 70. ¿Le dio él algún consejo?
Él está alejado de las trincheras, pero aun así vino a visitarnos durante el rodaje. Para mí significó mucho que lo hiciera. George fue uno de mis mentores. Cuando para él en American Graffiti (1973) me quedé impresionado por su forma de trabajar, muy precisa pero a la vez abierta al cambio constante. Recuerdo que por entonces me habló de Star Wars por primera vez. Me dijo que quería hacer una gran película de ciencia ficción, que fuera un poco como Flash Gordon pero mucho más profunda, y un poco como 2001 pero mucho más rápida. Debo reconocer que por entonces no entendí nada de lo que me estaba diciendo.

Temas: Star Wars Cine

0 Comentarios
cargando