Ir a contenido

EXPOSICIÓN

El CCCB revela las corrientes ocultistas y místicas presentes en el arte contemporáneo

La muestra 'La luz negra' presenta 350 obras que van de cineastas como Kenneth Anger a pintores como Mark Rothko

Quim Casas

Una de las salas de la exposicion La llum negra, dedicada a la influencia de tradiciones secretas en obras contemporaneas.

Una de las salas de la exposicion La llum negra, dedicada a la influencia de tradiciones secretas en obras contemporaneas. / ALBERT BERTRAN

Henri Michaux, Kenneth Anger, Harry Smith, Mark Rothko, Carl Gustav Jung,  Joseph Beuys, William S. Burroughs, Alejandro Jodorowsky, Sun Ra, Antoni Tapies, Genesis P-Orridge, Suzanne Treister y Derek Jarman. ¿Qué tienen en común estos escritores, psiquiatras, cineastas underground, pintores, músicos y autores de cómic? El culto a 'La luz negra. Tradiciones secretas en el arte desde los años 50', que es el título de la exposición que, hasta el 21 de octubre del 2018, ocupará una de las salas del Centre de Cultura Contemporània de Barcelona (CCCB) recorriendo los conceptos artísticos proporcionados por el ocultismo, las sociedades secretas y herméticas, la psicodelia, el misticismo o el esoterismo. Son cerca de 350 obras entre lienzos, dibujos, portadas de discos, collages, fotos y películas, la mayoría poco vistos hasta la fecha.

"No es una enciclopedia ilustrada del pensamiento esotérico. Tampoco una reivindicación de esas corrientes, ni su refutación"

Vicenç Villatoro

Director del CCCB

Vicenç Villatoro, director del CCCB, explicó en la presentación que no se trata de "una enciclopedia ilustrada del pensamiento esotérico. Tampoco es una reivindicación de estas corrientes, ni su refutación". Diseñada por el comisario de la exposición, Enrique Juncosa, a partir de una serie de obras que Villatoro definió como de "extraordinaria belleza plástica y fascinación narrativa", intentan mostrar como desde mediados del siglo XX y hasta la actualidad han sido planteados una serie de temas "fuera del sistema científico y racional, contra la tradición hegemónica".

Según Juncosa, hubo una "explosión semántica a partir de finales de los años 60 en la que el arte planteó cuestiones políticas y filosóficas. Hasta entonces, el misticismo o el esoterismo habían quedado al margen". Juncosa recordó por ejemplo la relación de Mondriani con la teosofía, la doctrina religiosa creada en 1875 que defiende que el conocimiento de Dios no necesita de una revelación divina. La exposición establece un hilo narrativo para revelar la influencia de las artes secretas, tan fascinantes para quienes las practican como para quienes las desconocen en su real magnitud.

"El cine experimental de Harry Smith y Kenneth Anger es similar al arte abstracto e intenta explicar una realidad más profunda"

Enrique Juncosa

Comisario de la exposición

El título de la exposición está extraído de un concepto del sufismo, explicó Juncosa: "Es el estadio que perseguían los místicos relacionados con los colores hasta llegar a la luz negra, el éxtasis absoluto en contacto con la divinidad". Para él, "el cine experimental de Harry Smith y Kenneth Anger es similar al arte abstracto e intenta explicar una realidad más profunda". Aleister Crowley, mago, ocultista, alquimista, poeta y pintor, quizá la figura más relevante de las artes secretas, está bien presente en la exposición -pese a fallecer en 1947- debido a su relación con Anger y su influencia en la música rock.

¿La realidad distorsionada? Nada de eso. Bajo los lienzos geométricos de Rothko, las páginas imbuidas de peyote de Jorodowsky (o de Moebius), la literatura anárquica de Burroughs, los dibujos con tinta china de Michaux o la música disconforme de Psychic TV (el grupo de Genesis P-Orridge, quien ha realizado plenamente su conversión sexual), late el retrato de la sociedad de estas últimas ocho décadas de cambios y mutaciones a la que no ha sido ajeno el culto a las artes secretas.

A Juncosa le gusta "el arte irónico, cínico, que sea enigmático y no agote su discurso". De esto trata también esta exposición en la que podremos descubrir los jeroglíficos en los cuadros de Tàpies, las obsesiones del pintor norteamericano Forrest Bess (quería ser hermafrodita y por ello se hizo varios agujeros en el pene), la forma en que el poeta francés René Daumal se drogaba con aceite de motor de coche para obtener otra conciencia o el corto de 'Anger Invocation on my demon brother' (1969), filmación de rituales satánicos de Crowley con música de Mick Jagger. 

Temas: Cine CCCB

0 Comentarios
cargando