Ir a contenido

ESTRENO EN EL TNC

La podredumbre ética explota en 'Temps salvatge'

Xavier Albertí dirige en la Sala Gran la obra más ambiciosa de Josep Maria Miró, una dura crítica a la falta de valores de nuestra sociedad

Marta Cervera

Eduard Farelo y Marina Gatell, en una escena de Temps salvatge, de Josep Maria Miró. 

Eduard Farelo y Marina Gatell, en una escena de Temps salvatge, de Josep Maria Miró.  / MAY ZIRCUS

Josep Maria Miró ('El principi d'Arquimedes', 'Fum') es uno de los dramaturgos catalanes de su generación con mayor proyección internacional. Tras haber formado parte del desaparecido T-6, proyecto del Teatre Nacional de Catalunya dedicado a la nueva dramaturgia gracias al cual estrenó 'Gang bang' con gran polémica, este jueves regresa al teatro público por la puerta grande con el estreno de 'Temps salvatge', una pieza coral para 10 actores que dirige Xavier Albertí, responsable del TNC. Se trata de un melodrama contemporáneo con elementos de 'thriller' donde afloran los miedos de una sociedad en crisis, no solo económica sino ética. "La obra reflexiona sobre violaciones sistemáticas, la calidad de la educación, las pulsiones sexuales y los valores que sustentan las máscaras de una colectividad", afirma el director.

Se trata de una obra dura, no apta para menores de 16 años, con un enorme reparto integrado tanto por intérpretes veteranos como Manel Barceló y Carme Elias como por nuevas bestias escénicas de última generación como Laia Manzanares, que se dio a conocer con 'Merlí'. Sara Espígul, Borja Espinosa, Eduard Farelo, Marina Gatell, Alicia González Laá, Míriam Iscla y Malcolm McCarthy completan el elenco.

'Temps salvatge' no es una obra cómoda. Está pensada para removernos por dentro, hacer aflorar contradicciones y generar debate. Su génesis está en la noticia aparecida hace algunos años en la que se acusaba a un grupo de refugiados y migrantes ilegales de haber cometido violaciones en Bonn una noche de fin de año. Pese a que una investigación posterior demostró su inocencia, el siguiente fin de año fueron retenidos de forma preventiva. 

"Es una obra que apela a la necesidad que tenemos de hallar elementos éticos para vivir y convivir", declara el autor. La obra todo transcurre en una comunidad de vecinos con piscina, situada en una zona fronteriza. El tráfico de personas es uno de los temas centrales en una obra que analiza la podredumbre moral y ética de una sociedad incapaz a hacer frente a sus propios miedos.

"Un día una serie de pintadas alteran la convivencia en esa comunidad y empiezan a configurar un enemigo sin tener muy claro quién es", explica Miró que también introduce un elemento ajeno a la comunidad nada más empezar la obra: Ivana (Laia Manzanares). Esta chica con aspecto de Lolita que se pasa el día en la piscina tiene mucho que ver con un gran secreto guardado por "gente ordenada, civilizada y educada como nosotros", apunta Miró.  Ivana pregunta a menudo "¿Es este un sitio bonito para vivir?". Casi nadie tiene coraje de responder "de manera clara, profunda y consciente", destaca Albertí para quien 'Temps salvatge' habla sobre todo "de valores humanos, éticos y políticos". 

La obra de Miró ha supuesto un reto en todos los sentidos, también en cuanto a escenografía, que Lluc Castells ha resuelto con un  multiespacio impactante que aprovecha cada centímetro del escenario. Todo está cuidado hasta el último detalle, también el vestuario de Maria Araujo, inspirado en pinturas de David Hockney y Edward Hopper, hasta la música, una composición para cuarteto de cuerda creada por el propio Albertí. 

Temas: TNC

0 Comentarios
cargando