Ir a contenido

D'A FILM FESTIVAL

'Ana de día', usar al doble para partir de cero

Una joven decide cambiar de vida cuando descubre que ya existe otra como ella en 'Ana de día', el debut de Andrea Jaurrieta que clausura este sábado el D'A

Juan Manuel Freire

Andrea Jaurrieta, directora de Ana de día, fotografiada este viernes en Barcelona

Andrea Jaurrieta, directora de Ana de día, fotografiada este viernes en Barcelona / FERRAN NADEU

En el principio, una llamada imaginaria. "¿Te imaginas que llamas un día a tu casa y quien coge el teléfono eres tú misma?", le dijo un amigo actor a Andrea Jaurrieta (Pamplona, 1986). La pregunta le impactó. Tanto que se convirtió en una especie de germen de su primera película larga, 'Ana de día', que este sábado clausura el D’A (Teatre CCCB, 20.30 h.) tras pasar por la sección oficial a concurso del festival de Málaga.

La película arranca con la citada premisa y guiña el ojo al Vértigo de Hitchcock (clásico sobre el tema del doble) a través de su banda sonora, pero no se basa, en realidad, en el enfrentamiento de una persona con su duplicado. Es sobre todo una historia de búsqueda y crecimiento, la de la Ana del título (Ingrid García-Jonsson), que tras saber que existe otra como ella, y en apariencia haciendo todo lo que debería hacer ella, se ve con libertad para iniciar otra vida.

"Cuando mi amigo me comentó aquella idea", explica Jaurrieta, "no dejé de preguntarme qué haría yo. El tema de la huida está en mis cortos y aquí se repite. Me gustaba la idea de alguien aprovechando esta presencia inesperada para hacer con su vida lo que quiere. Muchas veces me pregunto si estamos eligiendo la vida que queremos o solo llevamos la que nos imponen".

Lo que elige Ana es pasar de la abogacía y convertirse en bailarina del macilento music hall que regenta Madame Lacroix (estupenda María José Alfonso, en su primera película en unos cuantos años). Allí conoce a un hombre misterioso y se enreda en una espiral de pasión y explotación. Thriller, drama, musical psicodélico… Todos los géneros se cruzan en el viaje de Ana: "Creo que atarse a un solo género determina en exceso la narración", explica Jaurrieta. "Al ser una película autoproducida por completo, he tenido la libertad de contar la historia que quería del modo que quería".

No conseguimos sacarle el presupuesto, pero señala que "poco, menos de lo que parece". Porque no, no parece tan poco. "Está filmada con una RED ONE, la más barata, pero es que tengo un director de fotografía muy bueno, Juli Carné Martorell, que es de aquí, precisamente".

Surgida de la ESCAC

Jaurrieta es de Pamplona, pero conoce bien Barcelona porque aquí estudió el Máster en Dirección Cinematográfica de la ESCAC. "Estuve mirando varias opciones y fue la que más me gustó. Además, acababa de ver la primera película de Mar Coll, 'Tres dies amb la família', y había conectado mucho. Era esa la clase de película que yo quería hacer: pequeña, autoral…".

Autoral pero accesible, podríamos añadir. 'Ana de día' tiene una sensibilidad singular, no estándar, pero ante todo quiere contar una historia. Esa vía intermedia es común a muchos clásicos del cine moderno, pero Jaurrieta tuvo problemas con la distribución (aunque ya la tiene: se podrá ver en otoño) por no haber hecho una película 'underground' ni 'mainstream'. "Me decían que no era lo bastante rara, o lo bastante popular. Ahora se bascula entre lo casi no-narrativo y lo muy obvio".

Sea como sea, ella no se rendirá. Tiene un proyecto de documental casi acabado ("es sobre The Kelly Family, aquel grupo folk tan famoso, que tuvo una vida interesante") y planea dar una secuela crepuscular a 'Ana de día' por medio de la adaptación de una obra teatral. "Es solo algo que me sobrevuela la cabeza. Sería como el regreso al pueblo… ¡He de pensar!".

0 Comentarios
cargando